Ciclo de Analisis de la Coyuntura Política y Económica

Miércoles 16 de Marzo | San Miguel de Tucumán | 2011

Expositores:
Política y Elecciones
Sergio Berensztein
, Doctor en Ciencia Política de la Universidad de North Carolina at Chapel Hill.

Economía y Finanzas 2011
José Luis Espert
, Columnista de los diarios Ámbito Financiero y La Nación de Argentina, entre otros.

SERGIO BERENSZTEIN

¿Es tan fuerte el gobierno?, se preguntó Berensztein: ¿Hay tensiones en la propia coalición gobernante?
Resulta prematuro definir quién va a ganar las elecciones de octubre. Aunque, si sigue la actual inercia, gana el gobierno .
Hay un liderazgo presidencial "rejuvenecido", tras la muerte de Néstor Kirchner. Hay una "nueva presidenta". Lo que hay que preguntarse es si esta novedosa relación entre Cristina y la sociedad es permanente o transitoria.
La sociedad adolece hoy de un ensimismamiento, de desafección política y consumismo. Hay nuevas manifestaciones de consumo en los sectores más bajos, provocados por la ilusión monetaria que brinda la inflación.
No se incentiva el ahorro sino el consumo.
La Argentina está peleada con la política: sólo 5 o 6% de la población se interesa por ella.
Néstor Kirchner tenía un techo electoral del 25 al 26%.
Pero hoy la candidata a vencer es Cristina. Y podría ganar en primera vuelta .
Cristina se animó a hablar de inseguridad. Y a tomar medidas como las purgas policiales. Se esté o no de acuerdo con estas medidas, la sensación reinante es que el gobierno hace algo .
Hoy, Cristina genera empatía en amplios sectores sociales.
Asistimos a una reconstrucción del híper presidencialismo. Desde el Ejecutivo se intenta reducir la influencia de gobernadores, sindicalistas e intendentes. Aunque se observa con simpatía a intendentes como Martín Sabatella.
44% de la población cree que "el país está bien", en tanto 36% opina que está "regular".
El futuro es visto con optimismo.
Y esto sucede a apenas un año y medio de que la oposición ganó las elecciones.
Pero tras mucha "mala onda" política, muere Kirchner y la Argentina se relaja .
Los sondeos revelan que, además de la inseguridad, la gente teme por su trabajo. El período 1995/2005, de alto desempleo, fue muy duro .
Y otra preocupación es la inflación.
Casi la mitad de la población aparece preocupada por la economía -básicamente, por el tema inflacionario-. ¡Esto sucede en un país que crece al 8% anual!
No es cierto que la inflación no sea importante para la gente. Aunque muchos creen en las explicaciones que sobre el alza de precios da el gobierno: especulación de los formadores de precios.
Es natural que en un año electoral crezcan los conflictos sociales.
Cristina Fernández recupera hoy la imagen que tenía al asumir la presidencia.
Ha manejado muy bien el tema de su viudez.
La oposición tiene mala opinión de la gente en las encuestas.
Aunque también hay que aclarar que no existe algo parecido a una "nueva juventud comprometida" con la política: eso es marketing oficialista.
Tendencialmente, el actual apoyo a Cristina Fernández no cambia, a menos que pasara algo imprevisto.
De todos modos, las elecciones se celebrarán recién en octubre .
Debe tenerse en claro que los candidatos sólo son conocidos por la opinión pública si tienen respaldo económico para sus campañas: sin financiamiento no hay candidaturas. Si no se invierte en política, se pagará caro tal desinversión.

JOSÉ LUIS ESPERT

En materia económica internacional, la crisis en Noráfrica y el desastre en Japón han modificado los pronósticos.
Otro dato a tener en cuenta es la crisis en la "periferia europea" -básicamente Irlanda y Portugal, no tanto España.
Aunque no es probable que desaparezca el euro.
Durante décadas, los Estados Unidos y Europa convalidaron las dictaduras de las naciones africanas hoy en crisis. La razón: el petróleo.
No estamos pensando en un desastre nuclear que afecte a la economía internacional, que ha dado un salto fuerte, creciendo 4% en promedio (3,1% las economías avanzadas y 6% las emergentes).
El comercio internacional crecería 12% en 2012.
La baja sostenida en las tasas de interés de la FED ha favorecido a las economías emergentes y a la Argentina particularmente, ya que la debilidad del dólar de algún modo compensa la revaluación de las monedas.
Japón no caería en recesión, pese a los desastres naturales que lo azotan.
Crecería 3%, gracias a políticas monetarias y fiscales expansivas.
Brasil creció 7,5% en 2010 y crecería 4& en 2011, confirmando su condición de "locomotora" del crecimiento regional.
Es muy poco probable que Brasil devalúe su moneda, lo cual es bueno para la Argentina.
Y juegan también a favor los procesos de crecimiento, que no se detiene, en Rusia, China e India.
Los términos de intercambio son hoy, para la Argentina , los terceros mejores en 200 años.
Es imposible que Argentina no crezca en el corto plazo. Gobierne quien gobierne.
Desde 2002 el dólar se devaluó 44% contra el euro. Aunque por razones más políticas que económicas, no apostaría a que el euro desapareciera.
La tasa de interés real de los Estados Unidos es la más baja de su historia. Por eso la inversión en países emergentes, hoy, no tiene costo.
En Argentina, la política monetaria del gobierno es extremadamente expansiva. Con inflación alta se castiga al ahorro y se premia el consumo.
Los salarios en Argentina son hoy ya superiores a los de diciembre de 2001.
En la industria, son casi 50% más altos. Y un 22%, en promedio, en otros sectores, excepto en la administración pública, donde todavía no han alcanzado ese nivel.
Récord absoluto, el gasto público. Nunca, en 200 años, fue tan alto: 33,8% del PBI.
El gasto público suma $ 712.000 millones -incluidos los subsidios.
Viene creciendo a un 30% anual promedio.
Consecuencia de ese aumento del gasto: la inflación. Que al día de hoy sería del 25,5% anual.
La Argentina no aguanta un atraso cambiario del 20%. Alguien, algún día. tendrá que devaluar . Aunque no esperen que eso suceda en un año electoral.
Durante los últimos ocho años la actividad industrial creció al 7% anual. Son niveles que superan en 50% a los de la convertibilidad.
La construcción creció en niveles 90% superiores a los de la convertibilidad. Y hoy crece al 14% anual.
La oposición carece de alternativas económicas, no creo que sus propuestas sean demasiado diferentes a las que hoy implementa el kirchnerismo.
Hay un enorme deterioro de la situación fiscal: el déficit alcanza los 10.500 millones de dólares.
Ese deterioro comenzó en 2005.
El costo en dólares de producir en la Argentina cayó 40%, si se lo compara con la convertibilidad.
Sin embargo el tipo real de cambio ya empieza a apretar a las empresas. La rentabilidad empezó a caer.
La única deuda importante del Estado es hoy la deuda privada: 12.000 millones de dólares. De los cuales unos 7.700 millones está garantizada por el uso de reservas.
No hay chance de corridas cambiarias.
Fuerte caída del balance de pagos, deteriorado por el aumento de las importaciones.
Este gobierno no va a devaluar en año electoral. En cambio, es altamente probable que opten por cerrar aún más la economía.
El crecimiento económico rozó el 7% en 2010 y en 2011 sería del 4,3%.

Sede Central:
Filial Córdoba:
Filial Rosario:
Filial Mendoza:
Filial Tucumán:

Fase Comunicacional