28º Congreso Anual Lema: "Decisiones en tiempo de elecciones: corto y mediano plazo"

Miércoles 4 y Jueves 5 de mayo de 2011

Presentaciones de los Disertantes
Si Ud. es no socio y desea acceder al material presentado en el 28º Congreso del IAEF, favor de contactarse con el Depto. de Relaciones Públicas (agustinaaldasoro@iaef.org.ar).


Ricardo Arriazu Javier Casas Rúa Miguel Bein

Artemio López
Informe Investigación
Cuantitativa
Tendencia Electoral
Jefe de Gobierno
C.A.B.A

Artemio López
Sondeo de tendencias
electorales.
Informe de resultados
Pcia. de Bs As.
Abril de 2011


Artemio López
Sondeo de tendencia
electorales.
Informe flash. CABA
Marzo/Abril de 2011

Artemio López
Sondeo de tendencias electorales.
Informe Flash. Pcia. de Cba. Abril de 2010

Artemio López
Sondeo de tendencias electorales.
Informe Flash. Pcia. de
Mendoza. Abril de 2011

Artemio López
Sondeo de
opinión pública y
tendencia electorales
Pcia. de Salta
Marzo de 2011

Artemio López
Sondeo de tendencias electorales.
Informe Flash. Pcia. de Santa Fé. Abril de 2011


Jorge M. Capitanich

Miguel A. Kiguel

 

Síntesis de las disertaciones PRIMERA JORNADA

En la ceremonia inaugural, Gustavo Macchi , Presidente del IAEF.
Se refirió a los cambios e incertidumbres del panorama mundial, y a la importancia de los expositores invitados para analizar el tema.
También comentó el inminente proceso electoral que, en opinión de Macchi, sigue siendo extremadamente complejo. Y criticó la visión cortoplacista que domina hoy la política argentina.
Finalizó trazando una síntesis de temas y oradores del Congreso del IAEF.
Hablaron a continuación, en nombre de los patrocinadores, los representantes de MARSH y de PWC Argentina.

FEDERICO STURZENEGGER

Nuestro proyecto de gobierno no necesita ajustes del gasto público.
En la Ciudad se han terminado 1.200 obras escolares. No hay una sola escuela sin calefacción ni sin Internet. Se entregarán en 2011 190.000 computadoras a escuelas primarias.
En los barrios en los que actúa la policía metropolitana bajó la criminalidad.
Habló en representación del Banco Ciudad y del jefe de gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Mauricio Macri, quien no pudo asistir.

El rol del Banco Ciudad es prestar a las pymes, los préstamos para vivienda, y no la especulación financiera.
Dinero abundante y poco confiable -caracterizó Sturzenegger la situación argentina. Con inflación no existe el financiamiento de largo plazo. Por eso los bancos generan un boom de consumo. Pero no hay financiamiento para empresas.
En los últimos seis años, 60 mil millones de dólares de argentinos se fueron al exterior.
Altos impuestos al trabajo, IVA muy costoso, inciden en la informalidad de nuestras pymes.
En Chile, la participación del crédito en el PBI triplica a la vigente en la Argentina.
Situación fiscal se ha deteriorado fuertemente, llegando a un déficit del 2,4% en 2010. Hoy el tipo de cambio está muy apreciado, semejante a la convertibilidad.
Nuestro proyecto de gobierno no necesita ajustes del gasto público. Pero que sea más eficiente. En la Ciudad se han terminado 1.200 obras escolares. No hay una sola escuela sin calefacción ni sin Internet. Se entregarán en 2011 190.000 computadoras a escuelas primarias.
En los barrios en los que actúa la policía metropolitana bajó la criminalidad.

EMILIO CÁRDENAS

Brasil tiene hoy una política exterior menos extravagante, más realista, que durante el gobierno de Lula.
La muerte de Bin Laden probablemente tenga un efecto doméstico, de consolidación del liderazgo de Barak Obama.
China tiene inversiones en el exterior por 60 mil billones de dólares, de los cuales 15% van a América latina y dos tercios de ese porcentaje, a Brasil. Aunque su estructura autoritaria podría complicar a China.
En los últimos 30 años China sacó de la pobreza a 400 millones de personas.
En 2009 los chinos compraron más automóviles que los norteamericanos.
La rebelión en el mundo árabe no tiene marcha atrás. Aunque no sabemos hacia dónde va.
Pese al alivio por la muerte de Bin Laden, estamos lejos de haber superado la etapa del terrorismo internacional.
80% de los norteamericanos creen que la economía seguirá deteriorándose.

Vivimos un momento de transición y evolución: el mundo ya no es unipolar.
El endeudamiento va a empezar a corregir el gasto militar de los Estados Unidos. Ya no hay en el mundo liderazgos claros.
La muerte de Bin Laden probablemente tenga un efecto doméstico, de consolidación del liderazgo de Barak Obama.
El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas está siendo hoy sometido a debate. Todavía está lejos la posibilidad de que EE.UU. acepte la inclusión de otro país como miembro permanente.
El G 20 generó esperanza. Pero pareciera hoy haber extraviado su funcionamiento.
Veo a los 27 países de la Unión Europea perdiendo influencia. Europa no acaba de salir de la crisis. Aunque sigue buscando una política exterior más independiente de los Estados Unidos.
Nuevos actores: Brasil, Rusia, India y China. Aunque todavía "miran de afuera".
Brasil tiene hoy una política exterior menos extravagante, más realista, que durante el gobierno de Lula.
China, Japón, India e Indonesia son los actores principales del área Pacífico, aunque el gran actor sigue siendo China. Es el primer socio comercial de Brasil y de la India. Tiene inversiones en el exterior por 60 mil billones de dólares, de los cuales 15% van a América latina y dos tercios a Brasil. Aunque su estructura autoritaria podría complicar a China.
En los últimos 30 años China sacó de la pobreza a 400 millones de personas.
En 2009 los chinos compraron más automóviles que los norteamericanos.
India tiene, como China, el azote de la corrupción. El 24% de su PBI es industrial, en tanto en China es el 54%.
La India tiene hoy casi 400 millones de personas que hablan inglés. En tanto 250 millones de chinos están hoy estudiando inglés.
Veo a América latina quebrada, con un eje en el Pacífico -Chile, Perú, Colombia y México. Y un eje atlántico -Brasil es el líder.
La región crece 4 veces más que Europa. Y elimina pobreza. En una década, el comercio de la región con China creció seis veces. Hoy las economías emergentes son responsables de las tres cuartas partes del crecimiento del mundo. Básicamente, por la influencia china.
El comercio interregional es apenas 20% del total, en tanto en Asia es la mitad.
La rebelión en el mundo árabe no tiene marcha atrás. Aunque no sabemos hacia dónde va.
Podría haber predominio islámico en la legislatura de Egipto, cuyo gobierno militar ha reconocido a Irán, lo que preocupa a Israel.
Argentina y Brasil han reconocido al estado palestino. Pero Fatah y Hamas han acordado unirse. ¿Cuál sería en adelante la posición de los países que reconocieron al estado palestino, cuando Hamas no renuncia a la violencia?
Pese al alivio por la muerte de Bin Laden, estamos lejos de haber superado la etapa del terrorismo internacional.
80% de los norteamericanos creen que la economía seguirá deteriorándose.

RICARDO ARRIAZU

No se dio el pronóstico de caída del capitalismo. Fue un simple ciclo económico.
Crecer al 6 o 7% en América latina es absolutamente insostenible.
China ya es más grande en poder de compra que Estados Unidos.
La tasa de ahorro en los países emergentes es hoy muy superior a la de los países desarrollados.
Todo el problema europeo es de envejecimiento.
Si Europa vuelve a subir la tasa y Estados Unidos no lo hace, el dólar se va a volver a devaluar.
Argentina usó 13% de su producción de soja, el año pasado, para la producción de biodiesel.
Hoy todo el debate energético en el mundo pasa por el gas no convencional. ¿Y en la Argentina ? No hay debate, se ignora el tema.
Luego de la explosión de "la burbuja inmobiliaria", los precios ya retornaron a sus niveles normales. Al ceder los temores, se recupera la economía mundial.
No se dio el pronóstico de caída del capitalismo. Fue un simple ciclo económico. Hoy la economía crece lo que puede crecer. Asia, África y América latina están creciendo por encima de lo que pueden crecer, en tanto el mundo desarrollado crece por debajo de sus posibilidades.
Crecer al 6 o 7% es absolutamente insostenible.
El flujo de capitales que aún desconfiaban de la recuperación norteamericana llegó a Brasil y Argentina se benefició de ello.
La suba en el precio de los alimentos es determinante de la crisis en los países árabes.
Después de todo el ciclo, el dinero vuelve a los bonos del Tesoro de los Estados Unidos. Por eso el consumo creció 4%... sin que creciera el empleo.
El flujo de capitales es, de lejos, la variable económica más importante.
Se reduce la brecha entre países desarrollados y emergentes.
China ya es más grande en poder de compra que Estados Unidos.
El mundo no acepta inflación.
La tasa de ahorro en los países emergentes es hoy muy superior a la de los países desarrollados.
Brasil recibió el año pasado cien mil millones de dólares, lo que apreció sustancialmente su moneda.
Todo el problema europeo es de envejecimiento.
Estados Unidos no puede subir su tasa, por el tema de empleo. Europa sí la sube. Falta coordinación.
Los capitales son cien veces más grandes que las tasas de interés. Si Europa vuelve a subir la tasa y Estados Unidos no lo hace, el dólar se va a volver a devaluar.
Argentina usó 13% de su producción de soja -170 millones de toneladas-, el año pasado, para la producción de biodiesel.
Tendremos precios altos para nuestros próximos dos años.
Hoy todo el debate energético en el mundo pasa por el gas no convencional. ¿Y en la Argentina ? No hay debate, se ignora el tema.

JOAQUÍN MORALES SOLÁ

Creo que Scioli nunca se va a enfrentar con la presidenta.
Algunos votos de Pino Solanas van a ir al gobierno. Gran parte del votante de Macri probablemente vaya a Carrió, que hoy está más lejos del progresismo que Alfonsín.
La centroizquierda se quedó sin candidato. Su expectativa ahora es Binner.
Las candidaturas se están definiendo más por default que por internas abiertas, como estaba previsto.
Pasamos de una sobreabundancia a una escasez de candidatos.
Ricardo Alfonsín y Elisa Carrió van a ser los candidatos de la oposición.
¿Dónde irán los votos de los candidatos que se bajaron, sobre todo los que estaban por fuera del radicalismo?
Algunos votos de Pino Solanas van a ir al gobierno. Gran parte del votante de Macri probablemente vaya a Carrió, que hoy está más lejos del progresismo que Alfonsín.
Las encuestas tal como las conocíamos no sirven más.
Desde la muerte de Kirchner, la presidenta ya no reta a nadie. La sociedad parece haberla descubierto, aunque no haya razones para que la sociedad haya cambiado. Se entabló una "luna de miel", como la de un mandatario que recién comienza su gestión.
La alianza entre Macri, De Narváez y Felipe Solá se pulverizó. Porque los tres querían ser presidentes.
El Acuerdo Cívico y Social, que había empatado con el kirchnerismo en 2009, se disolvió.
La presidenta tiene fuertes presiones familiares para no presentarse. Pero ella necesitaría ratificar su protagonismo. Y consolidar su proyecto.
Scioli tiene hoy una imagen equiparable a la de Cristina, o mejor.
Alfonsín es un demócrata. Pero no esperemos diferencias en las políticas de fondo. La diferencia pasa en los procedimientos.
Cristina y Néstor Kirchner no son lo mismo. Cristina es más kirchnerista que peronista, a diferencia de su marido, que era más peronista que kirchnerista.
Si gana Cristina, avanzaría más sobre la economía privada. No tiene "mesa chica". Profundizaría el recorrido iniciado por Kirchner. En la primera vuelta queda integrado el Congreso de la nación. Que hasta ahora ha significado cierto límite para el gobierno.
Si el kirchnerismo obtiene menos del 45%, tendría menos diputados que los que tiene hoy.
Las cosas pueden cambiar. faltan seis meses. aunque dentro de dos meses sabremos fehacientemente quiénes son los candidatos.
El candidato "de Alfonsín" para vice era Binner.
Binner podría intentar una candidatura presidencial propia, si su candidato gana la interna.
Alfonsín intentaría atraer a algún dirigente importante del peronismo.
Creo que Scioli nunca se va a enfrentar con la presidenta.
Dudo que de las internas en Santa Fe salga triunfante Binner.
Rossi estaría ganándole a Bielsa.
Ningún otro dirigente sindical tuvo el poder que hoy tiene Moyano. Difícilmente esto cambie bajo un gobierno de Cristina. A menos que un juez tome la iniciativa.
El centro de la cuestión es una ley de asociaciones profesionales obsoleta .

LUIS TONELLI

El kirchnerismo ha resuelto el tema de la gobernabilidad.
La oposición falló en su promesa de gobernar desde el Congreso.
El principal problema argentino es la gobernabilidad.
La política argentina es un tembladeral. Es imposible sacar conclusiones.
El kirchnerismo no es una construcción política: es un fenómeno de poder puro. Que ha resuelto el tema de la gobernabilidad.
Los últimos tiempos de Néstor Kirchner eran tiempos de dispersión política. Su muerte cambió abruptamente el escenario.
El mundo de los partidos políticos ha estallado.
Se ha producido una depuración del padrón presidencial. El kirchnerismo apostaba a "la presidenta por un lado" y a la oposición peleándose entre ellos. La oposición falló en su promesa de gobernar desde el Congreso. Lo cual, por otra parte, era imposible.
Cristina Fernández está tan fuerte en las encuestas que su candidatura depura el padrón.
Hoy la oposición tiene el deber de unificarse.
La estrategia de Alfonsín -de "pegarse" al kirchnerismo- le permitió dejar en el camino a Cobos y a Sanz.
Tenemos que pasar de la fase del crecimiento a la del desarrollo. Es lo que genera interrogantes sobre el gobierno. Si no se encara la cuestión del desarrollo, se va a poner en duda también la gobernabilidad a largo plazo.

CARLOS PAGNI

Hoy el gobierno está en condiciones de prescindir del aparato peronista.
Cabe preguntarse si alrededor de Alfonsín se está gestando una nueva coalición. o un nuevo frankestein.
De hecho, y sin haber producido cambios formales, hay un "nuevo gabinete" de gobierno, conformado por Boudou, Abal Medina, Marcó del Pont, los jóvenes de " La Cámpora ".
Algunos actores de la política nacional no perciben los problemas que afectan a la política y la economía.
La crisis política desatada en 2011 podría constituirse en una situación crónica. Hoy tenemos "política sin partidos". Y por eso emerge la acción directa: la toma de colegios, los cortes de calles y de rutas, la ocupación de espacios públicos. Hay una convergencia en la acción directa de los sectores de facto.
El kirchnerismo es la consecuencia de las ruinas del sistema representativo en la Argentina.
En ese ejercicio de la autoridad presidencial hay que buscar las raíces profundas de una eventual reelección.
El gobierno fue beneficiado por la muerte de Néstor Kirchner. Se produjo una fuerte empatía con la persona de su viuda.
De hecho, y sin haber producido cambios formales, hay un "nuevo gabinete" de gobierno, conformado por Boudou, Abal Medina, Marcó del Pont, los jóvenes de " La Cámpora ".
Hoy el gobierno está en condiciones de prescindir del aparato peronista.
Por primera vez en su historia, bajo un gobierno peronista se encarcela a sindicalistas "icónicos", como Zanola o el titular de la Unión Ferroviaria.
De todos modos hay grietas en el oficialismo, una creciente desconfianza del peronismo podría generar una crisis, antes o después de las elecciones.
No sabemos si el conflicto del gobierno con los sectores medios se superó, más allá de la "fiesta del consumo".
El radicalismo sería la fuerza que unificaría a la oposición. Por eso, apartado Macri de la carrera presidencial, De Narváez encontraría en Ricardo Alfonsín a "su" presidente.
Cabe preguntarse si alrededor de Alfonsín se está gestando una nueva coalición. o un nuevo frankestein.
No hay un discurso de ruptura con el discurso oficial. Hay incapacidad para pensar el futuro.

Síntesis de las disertaciones SEGUNDA JORNADA

JAVIER CASAS RÚA

Observaciones sobre la juventud.
La juventud, si bien parece ajena a la política, expresa cierta satisfacción por cambios positivos producidos en los últimos años. Piden menor confrontación: "ni todo está bien ni todo está mal", dicen, y ven como una autolimitación el que la política les despierte poco o ningún interés. Buscan seguridad, estabilidad, frente a un mundo que sólo les ofrece incertidumbre.
Nadie cree que haya un sistema institucional que les garantice protección en la tercera edad. Todos creen que deberán hacerse cargo ellos mismos.
Se comunican con imágenes, con íconos.
Los jóvenes son los dueños de la información. Eso les da poder.
Se refugian de la incertidumbre en la familia. El afuera es amenazador, es inseguro.
Empieza a haber mayor participación en política, aunque es imposible conjeturar su orientación.
Habría dos paradigmas: un "romanticismo" y un "pragmatismo de la gestión".
Profunda necesidad de construir identidades. Todavía hay hibridez y desencanto, aunque surge cierta esperanza.
Tendencia a aceptar al otro: reconocimiento de la diversidad.
Tanto en la calle como en las redes sociales, los jóvenes hacen política. Predomina la horizontalidad, lo que aumenta la demanda hacia los políticos.

JORGE CAPITANICH

Tratamos de establecer una estrategia en política contracíclica .
Las reservas llegan hoy a los 53.000 millones de dólares .
Nunca hubo tantos años de superávit fiscal primario y financiero (siete y doce años).
Fuera de las retenciones del 35% a la soja, no hubo cambios en la política impositiva .
Los subsidios explícitos forman parte del modelo, para inducir un aumento de la demanda agregada .
Argentina es y seguirá siendo una potencia agroalimentaria y seguirá siéndolo .
Argentina puede crecer a una tasa del 5 al 7% anual acumulativo .
La oposición carece de liderazgo. No tiene base territorial ni condiciones objetivas para neutralizar al oficialismo .
El número de DNU del gobierno fue el más bajo. La Auditoría General de la Nación está en manos de la oposición. No pueden atribuirse al oficialismo los problemas de la oposición.
No se puede no admitir que los indicadores de pobreza y educación han mejorado sustancialmente.
Inflación: asimetría de oferta y demanda, regular monopolios y administrar expectativas. Alinear tipo de cambio, tasas de interés y precios y salarios.
La distorsión de precios relativos forma parte del modelo de crecimiento.
Hoy el ingreso por habitante es de unos 12.000 dólares.
Desde 2003, reducción abrupta de la relación deuda/PBI.
Crecimiento sistemático de empleo y productividad.
La participación de la inversión externa en el PBI cayó al 12% en 2002 y llega al 24% en 2010. Necesitamos una tasa de inversión aún superior. La economía argentina puede hacerlo.
La tasa de recuperación salarial es la más importante. Las reservas llegan hoy a los 53.000 millones de dólares.
Tratamos de establecer una estrategia en política contracíclica.
Nunca hubo tantos años de superávit fiscal primario y financiero (siete y doce años).
Fortalecimiento de relaciones con MERCOSUR y con Unasur. Modelo de inserción internacional abierta y competitiva.
Fuera de las retenciones del 35% a la soja no hubo cambios en la política impositiva.
Las licencias temporarias de importación y exportación son herramientas temporarias.
Los subsidios explícitos forman parte del modelo, para inducir un aumento de la demanda agregada.
Argentina es un país muy competitivo. Es una potencia agroalimentaria y seguirá siéndolo.
Industria turística y cultural, minería, desarrollo extraordinario de desarrollo ligado a procesos. Argentina puede crecer a una tasa del 5 al 7% anual acumulativo.
La oposición carece de liderazgo. No tiene base territorial ni condiciones objetivas para neutralizar al oficialismo.
El número de DNU del gobierno fue el más bajo. La Auditoría General de la Nación está en manos de la oposición. No pueden atribuirse al oficialismo los problemas de la oposición.
No se puede no admitir que los indicadores de pobreza y educación han mejorado sustancialmente.
Inflación: asimetría de oferta y demanda, regular monopolios y administrar expectativas. Alinear tipo de cambio, tasas de interés y precios y salarios.
La distorsión de precios relativos forma parte del modelo de crecimiento.

GRACIELA CAMAÑO

El grave problema argentino es la política.
Las instituciones no son confiables, lo que quita sustento a los logros económicos.
Hay prácticas corruptas de muchos funcionarios de este gobierno.
Tenemos que acabar con el disturbio social.
El impuesto "más interesante", inventado por este gobierno, se llama inflación.
Los programas sociales, con inflación, son ilusorios.
No necesitamos un líder totalitario.
La deuda de la democracia es la enorme pobreza. No podemos seguir atendiéndola con programas sociales.
Que los acuerdos parlamentarios se traduzcan en programas de gobierno, que nos permitan resolver los problemas políticos.
Cristina Kirchner ha sido para mí una enorme decepción .
No seremos un país confiable con corporaciones con un poder extraordinario: el sector de la educación es víctima del desajuste gremial. No puede haber una decena de gremios. En materia educativa tenemos un cóctel explosivo.
Los jóvenes deben tener la educación en la cabeza, no en las computadoras. No creo que la educación sea entregar computadoras.
El empleo genuino no es el del Estado.
¿Hasta dónde los datos expresados por Capitanich son confiables?
Es cierto que vivimos momentos prósperos. En 2001 logramos encaminar un proceso que tiene continuidad económica hasta hoy.
El grave problema argentino es la política.
Mucho de lo que se hizo está bien. Pero reprocho enérgicamente lo que se hizo mal.
Las instituciones no son confiables, lo que quita sustento a los logros económicos.
Hay prácticas corruptas de muchos funcionarios de este gobierno.
También la falta de institucionalidad promueve el disturbio social. Tenemos que eliminarlo.
El impuesto "más interesante", inventado por este gobierno, se llama inflación.
Los programas sociales, con inflación, son ilusorios .
La visión del liderazgo actual (por parte del gobierno) es totalitario. Necesitamos bases de consenso mínimas, sobre las cuales trabajar. No necesitamos un líder totalitario, sino que tenga la capacidad de convocar a todos, de respetar las instituciones.
La deuda de la democracia es la enorme pobreza. No podemos seguir atendiéndola con programas sociales, sino con trabajo genuino y educación.
Que los acuerdos parlamentarios se traduzcan en programas de gobierno, que nos permitan resolver los problemas políticos.
Cristina Kirchner ha sido para mí una enorme decepción.
No seremos un país confiable con corporaciones con un poder extraordinario: el sector de la educación es víctima del desajuste gremial. No puede haber una decena de gremios.
Los jóvenes deben tener la educación en la cabeza, no en las computadoras. No creo que la educación sea entregar computadoras.
El trabajo de Eduardo Duhalde y Rodolfo Terragno, referente a políticas públicas que no dependan del gobierno de turno sino que tengan continuidad en el tiempo, es muy valioso.
Temas vitales: energía y transporte. Somos el único país del mundo que desaprovechamos el transporte ferroviario.
El empleo genuino no es el del Estado.

RICARDO GIL LAVEDRA

Hoy en la política económica existe un "neo intervencionismo trucho".
Nadie discute que se necesita una corrección a la política económica.
No es cierto que la Argentina sea buscada por los inversores.
Argentina el único país que no ha sancionado una ley de acceso a la información por parte del Estado. Está a contramano del mundo desarrollado.
El aumento del gasto educativo no ha redundado en un aumento de la calidad.
El próximo gobierno no va a tener mayoría en el Congreso, gane quien gane.
No es serio limitar las importaciones ni imponer directores en la empresa privada.
Necesitamos una visión de Argentina que supere al gobierno de turno.
El gobierno se opone a las leyes que mejoren la institucionalidad .
Cristina dictó menos DNU que sus antecesores. ¡pero agarrensé cada vez que dicta uno!
El gobierno tiene pozos de corrupción escandalosa.
Todas las concesiones de las áreas petrolíferas en Santa Cruz han beneficiado a Cristóbal López.
Las universidades argentinas se niegan a confrontar su calidad con universidades extranjeras, que tienen dificultades para establecer sus filiales en la Argentina.
Siempre que hay elecciones nos preguntamos por el futuro. ¿Alguien puede decir con certeza qué ocurrirá en Argentina, en los próximos años?
Hoy existe un "neo intervencionismo trucho" en la política económica.
Nadie discute que se necesita una corrección a la política económica: hay déficit fiscal, encubierto por la plata de los jubilados y del Banco Centra. Y cae el superávit comercial. Se ha instalado una posible inflación del 30%.
Bajamos casi 18% la producción de petróleo. Y cayó dramáticamente la exploración.
No es cierto que la Argentina sea buscada por los inversores.
El PBI per cápita argentino es inferior al de Chile, Brasil y Chile. Cuando supo estar en el 12º lugar en el mundo.
Argentina no tiene ni reglas claras ni transparencia. Hay un desquicio en el sistema federal. Es un país opaco: el único país que no ha sancionado una ley de acceso a la información por parte del Estado. No ha cumplido requisitos básicos de control de la corrupción.
El aumento del gasto educativo no ha redundado en un aumento de la calidad.
Debemos llegar a algún acuerdo que sustente un país de futuro.
El próximo gobierno no va a tener mayoría en el Congreso, gane quien gane.
Definir reglas de juego. Y cumplirlas.
No es serio limitar las importaciones ni imponer directores en la empresa privada.
Necesitamos una visión de Argentina que supere al gobierno de turno.
El gobierno se opone a las leyes que mejoren la institucionalidad.
Cristina dictó menos DNU que sus antecesores. ¡pero "agarrensé" cada vez que dicta uno!
El gobierno tiene pozos de corrupción escandalosa.
La UCR va a proponer un acuerdo con todas las fuerzas políticas.
Tenemos un gravísimo problema de energía. Hoy el daño es enorme. Necesitamos incentivos para la exploración de riesgo.
Todas las concesiones de las áreas petrolíferas en Santa Cruz han beneficiado a Cristóbal López.
Las universidades argentinas se niegan a confrontar su calidad con universidades extranjeras, que tienen dificultades para establecer sus filiales en la Argentina.

EDUARDO FIDANZA

Único gobierno cuya imagen, tras haber caído a menos de la mitad, se recuperó hasta retomar su valoración inicial.
En el último mes la imagen de CFK cayó 3%. Y la valoración, 4%.
Menos de 1 de cada 5 argentinos aprueba hoy a la oposición.
47% del electorado hoy votaría a Cristina. A Alfonsín, 14%. A Macri, 18%.
Duhalde y Carrió tienen un amplio nivel de rechazo: entre 70 y 80%.
62% acuerda con una mayor intervención del Estado en la economía. Semejante porcentaje de adhesión a los juicios por DD.HH.
Vislumbro un escenario con CFK, Ricardo Alfonsín y una tercera fuerza testimonial: escenario parecido al de 1983.
Todos los escenarios de ballotage los gana la presidenta .
Cristina Kirchner asumió con 56% de imagen positiva. Cayó a 20%, crece a 36% y hoy llega a la misma posición que al comienzo de su gobierno. Algo inédito desde 1983. Único gobierno que, tras haber caído, se recuperó hasta retomar su valoración inicial.
La misma estructura tiene la aprobación presidencial.
Menos de 1 de cada 5 argentinos aprueba hoy a la oposición.
En el último mes cayó la imagen 3%. Y la valoración, 4%.
Principal problema, la inseguridad: 28%. Inflación, sólo 12%.
Expectativas inflacionarias: predomina la moderación.
La imagen positiva y la negativa de Macri están casi equiparadas.
47% del electorado hoy va a votar a Cristina. A Alfonsín, 14%. A Macri, 18%.
Duhalde y Carrió tienen un amplio nivel de rechazo: entre 70 y 80%.
Nuevos liderazgos populistas: en Ecuador, Venezuela y Argentina. La población no considera relevante discutir sobre problemas de calidad institucional.
La adhesión a CFK no tiene sólo razones económicas.
62% acuerda con una mayor intervención del Estado en la economía. Semejante porcentaje de adhesión a los juicios por DD.HH.
Vislumbro un escenario con CFK, Ricardo Alfonsín y una tercera fuerza testimonial: escenario parecido al de 1983.
Todos los escenarios de ballotage los gana la presidenta.
Alfonsín, con la bajada de Macri, buscará ocupar el espacio de centro que queda vacante.

ARTEMIO LÓPEZ

Cristina ganaría hoy en primera vuelta.
A nivel nacional, Macri tenía 12% de intención de voto.
CFK más que duplica a Macri en votos para presidente en Ciudad de Buenos Aires: 30 a 15%.
Antes del fallecimiento de Néstor Kirchner, el FPV estaba ya en condiciones de ganar en primera vuelta.
La fuga de votos de los sectores populares en 2009, que benefició a De Narváez, se revirtió con la asignación universal por hijo.
La reestatización de las AFJP tuvo 70% de aceptación.
45,1% de los votos en provincia de Buenos Aires, para Scioli. 17% para De Narváez.
51,2% apoya a Cristina para presidenta en provincia de Buenos Aires.
40,1% de los votos para CFK en Córdoba, la mitad para Alfonsín.
En el interior provincial de Córdoba, CFK pasó del 26% en 2009 a más del 40%.
Ramón Mestre gana la intendencia en Córdoba. También el Partido Nuevo de Luis Juez votaría a CFK.
Oposición ganaría en Mendoza, por UCR. Santa Fe, situación compleja, aunque también a nivel nacional ganaría con 42% de los votos.
Coincido con Fidanza. Cristina ganaría hoy en primera vuelta.
La debilidad electoral de la oposición ya se verificaba en 2007, cuando la diferencia entre el FPV y la segunda fuerza fue la más amplia desde 1983.
A nivel nacional, Macri tenía 12% de intención de voto. El PRO no tiene articulación territorial. Olmedo, en Salta, le reprochó a Macri no haberlo apoyado explícitamente.
CFK más que duplica a Macri en votos para presidente en Ciudad de Buenos Aires: 30 a 15%.
Pese a todos los datos negativos en 2009, el gobierno obtuvo 30% de los votos. Y continuó siendo primera minoría a nivel nacional, algo que entonces no se hizo visible en los medios.
Antes del fallecimiento de Néstor Kirchner, el FPV estaba ya en condiciones de ganar en primera vuelta.
La fuga de votos de los sectores populares en 2009, que benefició a De Narváez, se revirtió con la asignación universal por hijo.
La reestatización de las AFJP tuvo 70% de aceptación. Y también la ley de medios, que era una asignatura pendiente en la Argentina.
En casi todos los distritos del país, CFK está ganando en primera vuelta las presidenciales, salvo Capital y Mendoza.
40 de cada 100 votos nacionales se generan en provincia de Buenos Aires: 47% de imagen positiva para el gobierno nacional y 53% para Scioli.
La inflación no aparece "ranqueada" entre las preocupaciones más visibles para la opinión pública. Sí, la inseguridad.
45,1% de los votos en provincia de Buenos Aires, para Scioli. 17% para De Narváez.
Sabatella, 10% y Stolbizer, 8%.
51,2% apoya a Cristina para presidenta en provincia de Buenos Aires.
Imagen del gobierno nacional, 47% de imagen positiva en Ciudad de Buenos Aires. CFK está casi duplicando a Mauricio Macri, para presidenciales en Ciudad.
40,1% de los votos para CFK en Córdoba, la mitad para Alfonsín.
Ramón Mestre gana la intendencia en Córdoba. También el Partido Nuevo de Luis Juez votaría a CFK.
Oposición ganaría en Mendoza, por UCR. Santa Fe, situación compleja, aunque también a nivel nacional ganaría con 42% de los votos.

MIGUEL BEIN

Argentina no está obligada a una gran devaluación. Aunque los tiempos se acortan.
En el mejor año de la convertibilidad, Argentina importaba por habitante 900 dólares. Hoy casi la duplica.
Ningún país del mundo puede sostener un aumento anual de los salarios de 18% en dólares.
Argentina tiene sobrante estructural de dólares. Aunque en dos años, a este ritmo, podrían ponerse la estructuralidad de sombrero.
Argentina tiene una deuda bajísima, en relación a cualquier país del mundo. Por eso, mover el tipo de cambio no sería un drama.
Dólar creciendo al 7% y salarios creciendo al 26% no volverá a suceder en la Argentina.
Economía norteamericana: arrancaron los consumos medianos. No arrancó la construcción residencial.
La cantidad de hipotecas en poder de los bancos es muy grande. Falta entonces la pata económica que más empleo genera. Desempleo seguirá siendo el principal problema.
Sin cambios en la política monetaria de Estados Unidos, en los próximos meses. No antes de un año se movería la tasa de interés.
Entramos en un escenario con dólar débil. Con tasa baja. Y materias primas sostenidas.
Argentina vive desde hace quince años una revolución agrícola. De 20 millones cultivadas a 33 millones.
31.600 millones de dólares será la exportación anual de los principales productos agropecuarios.
En el mejor año de la convertibilidad, Argentina importaba por habitante 900 dólares. Hoy casi la duplica.
En ninguna otra etapa de la historia, la Argentina pudo arrancar en procesos de suba del salario, de modo sostenido. Argentina tiene sobrante estructural de dólares. Aunque en dos años, a este ritmo, podrían ponerse la estructuralidad de sombrero. Ningún país del mundo puede sostener un aumento anual de los salarios de 18% en dólares.
A Brasil nadie le pregunta "si se cae", pese a tener un problema de tipo de cambio mucho mayor que el argentino.
Argentina no está obligada a una gran devaluación. Aunque los tiempos se acortan.
Argentina tiene una deuda bajísima, en relación a cualquier país del mundo. Por eso, mover el tipo de cambio no sería un drama.
La Argentina tiene hoy una lógica binaria. O el gobierno hizo todo bien o lo hizo todo mal. Hoy es muy difícil debatir cuestiones numéricas.
La capacidad de compra de nuestras exportaciones es 50% más alta que durante la convertibilidad.
Gasto público que crece al 30%, salarios que crecen al 26%, inflación que está en 22%... y tasas de interés que son la mitad. Consensuar un crecimiento limitado de estos porcentajes bajaría la inflación.
Dólar creciendo al 7% y salarios creciendo al 26% no volverá a suceder en la Argentina.
Ningún gobierno peronista va a entregar las reservas. es una de las "veinte verdades".

MIGUEL KIGUEL

Si el real se devalúa, el peso argentino se va a devaluar.
Tasas de interés internacionales seguirán siendo bajas.
Cuentas fiscales, déficit de 1,5% del PBI en este año.
Tenemos un sector bancario chico y sano. Número bajo, no es un problema de solvencia.
Este año desaparece el superávit de cuenta corriente. Si quiero reservas para pagar deuda, hay que generarlas por otro lado.
La inflación entró en zona de riesgo.
Tenemos una economía recalentada. Hoy estamos en 78% de uso de la capacidad instalada. Una "velocidad de crucero" podría ser un crecimiento del 4,5 al 5%.
El riesgo es tener algún shock externo. Cualquier evento podría duplicar la inflación.
La apreciación cambiaria desde 2009 lleva a que tengamos que devaluar.
Todas las variables están llegando a su fin.
2012 requiere un cambio de política económica: cambiaria, monetaria y tasa de interés. Pueden anticiparse desde el gobierno o ser dictados por el mercado.

Brasil es crucial para la economía argentina. Si el real se devalúa, el peso argentino se va a devaluar.
Brasil tiene desequilibrios, moderados hoy por la entrada de capitales.
Cada suba de 25% de los commodities son 6 mil millones de dólares más para la Argentina. Hoy los precios están en sus niveles máximos y sostenidos, a diferencia de lo ocurrido en la década del ´70.
Tasas de interés internacionales seguirán siendo bajas.
Cuentas fiscales, déficit de 1,5% del PBI en este año. Número bajo, no es un problema de solvencia. Deuda pública, también muy baja -incluyendo "deuda vieja", 24% del PBI. Altas reservas internacionales: hay dólares en la Argentina.
Tenemos un sector bancario chico y sano. No presta mucho, es cierto.
Pero los márgenes de acción empiezan a achicarse. Este año desaparece el superávit de cuenta corriente. Si quiero reservas para pagar deuda, hay que generarlas por otro lado.
Ya no hay "caja".
Con otro año de 7% de devaluación y 25% de inflación, el margen va desapareciendo.
Tenemos una inflación "moderada/alta". La inflación entró en zona de riesgo: hemos perdido la posibilidad de controlarla sin que se nos desboque.
Tenemos una economía recalentada. Hoy estamos en 78% de uso de la capacidad instalada.
Tenemos una buena foto pero una película que empieza a preocupar.
Estamos mal acostumbrados por varios años de crecimiento alto. Pero crecer al 6 al 7% no es la norma. Una "velocidad de crucero" podría ser un crecimiento del 4,5 al 5%.
El riesgo es tener algún shock externo. Cualquier evento podría duplicar la inflación.
La apreciación cambiaria desde 2009 lleva a que tengamos que devaluar.
Todas las variables están llegando a su fin.
Para este año no se ven problemas macroeconómicos serios.
2012 requiere un cambio de política económica: cambiaria, monetaria y tasa de interés. Pueden anticiparse desde el gobierno o ser dictados por el mercado.

GALERIA DE IMAGENES DEL MIERCOLES 4 DE MAYO

GALERIA DE IMAGENES DEL JUEVES 5 DE MAYO

Sede Central:
Filial Córdoba:
Filial Rosario:
Filial Mendoza:
Filial Tucumán:

Fase Comunicacional