Desayuno de Socios

Jueves 7 de Julio | Buenos Aires | 2011

Expositores:
Alfredo Gutiérrez Girault

Rubén Vales

Orador invitado: Claudio M. Chiaruttini

Se espera un crecimiento de algo más del 5% en 2011. A corto plazo, el problema es la restricción energética durante el período invernal. Aunque luego se recupera.
Los sectores más dinámicos: automotores (28% índice de producción industrial de FIEL). Sin autos, el crecimiento de los otros sectores sería apenas 2,5%.
Elevada utilización de la capacidad instalada (78% promedio en mayo). Aunque muchos sectores están por encima del 80%.
Entre 2004 y 2008, el impulso productivo provenía de la ampliación de la capacidad instalada. Desde entonces y hasta hoy, lo que está sucediendo es un incremento de la utilización de la misma capacidad instalada.
Tenemos, en síntesis, una economía recalentada.

La actual tasa de inversión –de algo más del 23%- debería estar incluyendo nuevos equipos, en busca de mayor productividad, y debería estar “rascando el tacho” de la capacidad instalada. Esa combinación de factores debería estar reflejándose en la productividad de la economía.
El superávit de cuenta corriente sería menor a los mil millones de dólares (unos 900 millones). Es lo previsible cuando se bombea la economía y se exacerba el gasto agregado.
Las reservas en el semestre están clavadas en 52 mil millones de dólares. Todo el superávit de cuenta corriente se va por la cuenta capital.
La lógica de este modelo es la salida de capitales. Viene sucediendo desde 1975 en adelante. Los excedentes comerciales van a la compra de dólares. No hay que asustarse demasiado con este panorama.
La “madre del borrego” está en la energía. Son las únicas exportaciones que caen en los primeros cinco meses de 2011. Todas las demás están creciendo. El tema de la energía va a ir escalando
El análisis marginal nos indica hacia dónde vamos.
¿Habría que esperar mejoras en los números fiscales? En los primeros cinco meses, comparados con los de 2010, los resultados primarios mejoran en $ 2.500 millones. Pero el gasto primario creció en $ 37.000 millones, en tanto los recursos extraordinarios crecieron $ 40.000 millones. El viento de cola nos dejó apenas $ 3.000 millones. Demasiado poco.
El mayor porcentaje de gasto es el primario, no el de capital.

Hay un crecimiento chato del empleo, a partir de 2008. La recuperación en 2010, luego de la crisis, es baja. La desocupación está en 7,4%. La mano de obra carece de la competencia que busca el mercado: la productividad, en el auge, empieza a caer.
la brecha entre productividad y salarios se va a precios. Los aumentos de salarios nominales no convalidados con productividad acaba yendo a inflación.
¿Las presiones salariales son razonables a esta altura del ciclo? Sí. Para no tener esas presiones de salarios sobre los precios hace falta una política monetaria contractiva. Hoy eso no sucede.
También el anclaje cambiario contribuye a esta situación: deterioro en las cuentas externas, no hay mejora en cuentas fiscales porque se está cebando el gasto público.
El nivel de depósitos privados se viene desacelerando, aunque los depósitos no se están yendo. Lo que se está llevando la gente son los intereses –que no es poca cosa. Hay un aumento de la demanda de dinero transaccional, por el lado de las cajas de ahorro. Los depósitos no reflejan salida a nivel consolidado.
Tampoco los depósitos privados en dólares están indicando una fuga.
Crecen los pasivos monetarios, en un contexto de reservas internacionales prácticamente congeladas.

CLAUDIO CHIARUTTINI

Cristina Fernández cometió un error al designar a Amado Boudou como candidato a vice. Dicen que fue un premio al hombre que cuidó la caja en los últimos cuatro años. No es peronista, no es kirchnerista, no es de la Cámpora… debe haber sido electo “por su forma de cantar” (risas).
Daniel Scioli no tuvo oportunidad de elegir a su compañero de fórmula. El “poder” de Gabriel Marioto pasa por “6,7,8”…
Scioli es el Gardiner de la política. Transita por ella como por sobre un lago de aceite y logra ir creciendo. Permanece. Y permanecer en el peronismo es muy importante. La corporación bonaerense se come a los políticos: a Duhalde, a Cafiero…
Esta designación de Marioto desató la furia de los “barones del conurbano”. Una decisión que va a tener consecuencias.
Pablo Moyano, en 11º lugar en la lista. Hugo Moyano está bramando. Y el sindicalismo tiene fuerte poder de daño.
También Luis D´Elía está enojado.
Cristina Kirchner fue la tercera presidenta más votada de la historia argentina. Pero en otro contexto. Hoy no tiene candidatos en Córdoba ni en La Pampa: se peleó con De la Sota y con Verner.
Filmus es considerado “un traidor” por la Casa Rosada. Y a Agustín Rossi nunca lo quisieron apoyar. Hoy Miguel del Sel le está sacando votos en Santa Fe.
Todas estas son facturas que hay que pagar.

Alfonsín viene acumulando pésimos resultados electorales. El radicalismo, en su 103º año de vida, sólo ha logrado el 2,3% de los votos (recordar las candidaturas de Lavagna y de Moreau).
Ricardo Alfonsín aprendió de su padre… ¿Qué hizo Raúl Alfonsín en 1983? Apoyarse en la centro derecha. ¡No se apoyó en la izquierda! Víctor Martínez, su compañero de fórmula, era el más rancio exponente de la derecha cordobesa. El radicalismo le regaló a la dictadura militar 269 funcionarios.
Ricardo Alfonsín hace lo mismo, apoyándose en González Fraga y en Francisco De Narváez. La “coalición” de Stolbizer, Binner y otros no existe ya. Solanas se enredó tanto en la interna que quedó fuera de ser una opción para la Capital.
González Fraga fue invitado tres veces por Kirchner a ser ministro de Economía. Y dos veces, a presidir el Banco Central. Criticarlo, entonces, es “criticarlo a él”… (risas)
¿Hay un pacto secreto entre Alfonsín y Macri? Luego de la primera vuelta en Capital, Alfonsín apoyaría a Macri.
Aguad saldría tercero en Córdoba. Y el peronismo recuperaría Río Negro, “gracias” a las peleas del radicalismo.
El peronismo “federal” nunca tuvo sentido. ¡Felipe Solá quería ser candidato a presidente! Los Rodríguez Saá son un feudo, con un emirato… no tienen peso político en el país. ¡San Luis no tiene libertad de prensa, ni sindical! El “paraíso” tiene un costo.
Duhalde salió a recoger a los heridos del armado de listas de CFK. El PF no tiene presencia en el país. El oficialismo ganó en Misiones con el 80% de los votos. ¿Y Ramón Puerta…? Tampoco tiene Duhalde en Capital Federal. Ni en provincia de Buenos Aires, ni en Córdoba, ni en Santa Fe. ¡Y quiere ser presidente!
El PRO se quedó en un partido municipal. Rodríguez Larreta deambula por los pasillos –era el hombre que más salía en los medios: lo bajaron de la candidatura y desapareció.
A Mauricio Macri nunca le interesó la política en serio.
Gabriela Micheti le dio a Macri “una imagen humanizada”. Pero acabó transformándose en una amenaza. Y Macri decidió “matarla” políticamente. Reemplazándola por María Eugenia Vidal, que ha trabajado muy bien en Desarrollo Social. Hoy, el objetivo es “desmichetizar” el PRO. Gabriela se ha convertido en una molestia. Macri cree que debió bajarse de la carrera presidencial por culpa de Micheti.
Otro problema para Macri es Horacio Rodríguez Larreta, quien creyó ser un “heredero natural” en el PRO. Como Micheti.
Los primeros seis ministros que cayeron en Capital fue por problemas internos en el PRO.
Otro problema es Durán Barba, quien tiene hipnotizado a Macri. Es un hombre maravilloso para decir obviedades. Hay con Macri una relación simbiótica. Macri tiene una memoria de corto alcance: recuerda sólo lo que le dijo el último al que escuchó. Por eso mucha gente lo acompaña casi hasta el inodoro… para que tenga en cuenta su consejo, antes de tomar una decisión. Y eso es muy malo para un político.
Otro problema del PRO es la gestión: poca gente tan capacitada ha sido tan inoperante en la Ciudad. Lemus, uno de los médicos más capacitados, ha hecho una de las peores gestiones. La mentalidad PRO descalifica al que viene de otros distritos, a los extranjeros, a los pobres.

A Hermes Binner le llaman “la esfinge”. Parece un patricio… ¡y no hace nada! Es absolutamente inoperante. Trabajó muy bien en Rosario, pero en la provincia no ha hecho nada. Lo que permitió el crecimiento de Agustín Rossi y de Miguel del Sel. Benefició a Santa Fe el boom sojero.
El socialismo es una camarilla: es “el PRO de izquierda”. Está dominado por doce familias.
El ego de Binner destrozó el acuerdo con la UCR.
Un asesor de Binner fue pagado por Casa Rosada para convencerlo de que se presentara como candidato a la presidencia de la nación. Se quebró la posibilidad de acordar con la UCR.
Solanas no va a pasar de la primaria. Por eso Stolbizer está desesperada por bajar las primarias. Es muy posible que ni Solanas ni Carrió pasen las primarias, donde hay que tener 1,5% del padrón general.
Carrió tiene mucho de la culpa. Mató al acuerdo Cívico y Social. Podría haber sido una excelente compañera de fórmula para Binner y para Alfonsín.
La izquierda queda sin opción: una muy buena noticia para Cristina.

El peronismo que hemos conocido tiende a desaparecer. Primero, por causas vegetativas. Los intendentes ya están mayores… Moyano, muy inteligente, genera en sus hijos a sus herederos. Pero eso no es garantía de perdurabilidad.
Veremos en los próximos años un intenso recambio generacional en los sindicatos. Y en los liderazgos peronistas del conurbano.
El “nuevo peronismo” de Cristina puede leerse en documentos de Montoneros. No hablo de violencia política. Pero Verbitsky, Garré y otros tienen discurso progre sobre praxis burguesa. E intereses monetarios. Montoneros no nació en el proletariado, nació en Recoleta. Es gente con valores muy burgueses e intereses económicos muy claros, aunque con discurso progre.
Ésa es la Cámpora. Jóvenes con un discurso proveniente de experiencias que les contaron. El 90% de los cámporas no trabaja. Como los cuadros de Montoneros y el ERP. Eran chicos de clase media, es el peronismo que trae Cristina.
Nilda Garré vació de ideología a las fuerzas armadas. Pero las vació también de fuerza militar. Hoy no podrían enfrentar ni una guerra con Uruguay. Algo similar pasa con las fuerzas de seguridad.
El progresismo termina por generar un fenómeno dañino para el ciudadano.
Dante Gullo está presentando un proyecto de ley para que se vote a los 16 años. Estamos hablando de dos millones de votantes…
El caso Tierra del Fuego pone dudas de que Cristina sea dueña de los votos: Bertone perdió por casi dos puntos, después de la foto con Cristina.
La cámpora no tiene poder de movilización. Sí lo tiene el sindicalismo.
Eduardo Duhalde va a tratar de quedar como cabeza de lo que no sea el nuevo peronismo. Sigue con la esperanza de que Daniel Scioli o Mauricio Macri tomen las banderas del peronismo.

¿Ricardo puede ser Raúl? Tiene muchos menos laureles que el padre. Es tan parecido al padre que hasta genera un poco de rechazo.
CFK y Alfonsín van a polarizar la elección.

Futuro incierto para Solanas, Carrió y Binner.
Mucha gente va a quedar sin votar en octubre. En las primarias se prevé 60% de votantes…
Duhalde va a quedar en un tercer espacio. Y terminará peleando con Adolfo Rodríguez Saá.
Alfonsín encabeza “el falso regreso del radicalismo”. Hoy va dividido en trece provincias. Y tiene hasta siete listas internas. Está tan fragmentado como el peronismo.

¿Puede Cristina ganar sin el PJ, sin los piqueteros, sin los sindicatos y sin los progres? Es un desafío.
Los barones del conurbano van a traicionar a Cristina. De Narváez está contento porque cree que van a recibir muchos votos de los barones.
En la CGT no hay ninguna gana de movilizarse por Cristina. Kirchner le había prometido a la CGT un plan de 17 mil viviendas… que no se efectivizó, luego de su muerte. Por eso Moyano está pidiendo tres mil millones de pesos: “si le diste plata a las Madres, podés dármela a mí”.
Los piqueteros también han sido aburguesado con dinero, aunque conservan poder de movilización.
El progresismo migra de Solanas a Filmus

En un nuevo gobierno de CFK, la cámpora va a tomar el control del gabinete. Lo que no implica que vaya a cambiar algo. La cámpora ha demostrado ser poco efectiva en la gestión. Es buena para gastar plata.

Cristina tiene 20 puntos a favor en todas las encuestas. Y gana en primera vuelta. Aunque hay que tener cuidado con los errores políticos. No se entiende el DNU para prohibir el rubro 59.
Alfonsín polariza con Cristina. Aunque subir un punto en las encuestas le cuesta muchísimo. Y tampoco hace nada por sumar votos.
¿Puede haber segunda vuelta? Sólo si Cristina sigue cometiendo errores y Alfonsín empieza a hacer campaña como se debe.
La centroizquierda está atomizada.
Macri tiene la primera vuelta ganada. Pero nunca trabajó el PRO para una segunda vuelta. Lo que es gravísimo. Hay que estar muy atento a la diferencia de votos. Aunque con más de 10 puntos de diferencia, que Filmus remonte va a ser imposible.
Que los medios públicos se la hayan pasado destrozando a Macri no le ha hecho perder un solo punto. Pero sirvió para que subiera Filmus.
Scioli va a seguir flotando, a ver si llega al 2015.

 

Sede Central:
Filial Córdoba:
Filial Rosario:
Filial Mendoza:
Filial Tucumán:

Fase Comunicacional