Desayuno de Socios

Jueves 25 de Agosto | Buenos Aires | 2011

Expositor: Alfredo Gutiérrez Girault y Rubén Vales
Orador invitado: Gabriel Vidal, Presidente y co-fundador de CRITERIA INVESTORS

Coordinado por Ernesto Rey

Índice de precios de exportación, importación y términos de intercambio.
Los de exportación, base 1993 igual 100. En el segundo trimestre de 2011 alcanzamos un récord histórico de 183,1.
Los de importación han vuelto al valor 121,8.
El de términos de intercambio ha alcanzado, en el primer semestre de 2011, en 151 a 152.
El índice de precios de importación tiene una correlación muy fuerte con los de exportación.
El índice de términos de intercambio tiene un recorrido bastante parejo en este período, en torno de 140 a 150.
Con esto tenemos un primer indicador del valle en el que nos dejó la crisis financiera de 2008/09.
La balanza energética de 2011 indicaría un índice negativo del orden de los 3.000 millones de dólares.

Estamos ante “otra vuelta” en la crisis internacional, diferente a lo que hemos vivido. Si se sigue profundizando la crisis, habría más posibilidades de que los precios bajen.

Los jefes de gobierno de la UE diseñaron el plan de salvación de Grecia, extensible a otros países…
Hoy Grecia está de nuevo en su punto de partida de la crisis, en tanto en todos los demás países hay “mejoras módicas” o siguen en la misma situación.

El descalabro de las cuentas norteamericanas está en 4,5 puntos por aumento de gasto, y en 3,3 por caída de los recursos.

Hay un cambio importante en los Estados Unidos. Hay 2 puntos menos de ahorro externo, 5 puntos menos de ahorro público y 3 puntos menos en inversión. El sector privado americano ha reaccionado ahorrando fuertemente. Un cambio sustantivo respecto del 2008.

La región llega hoy no tan bien como en 2007. Tal vez sea mayor la situación de bonanza, pero los indicadores macroeconómicos dan peor. Nada dramático, aunque la tendencia es complicada.
No es razonable que no tengan mejores números fiscales que en 2007.
Estamos viendo en todos los países un debilitamiento en las cuentas fiscales.

En Argentina cae el superávit, consistente en que nos estamos acercando al pleno empleo, en consonancia con una mayor salida de capitales.
Nos hemos ido comiendo el superávit de cuenta corriente. Cayó en 1.100 millones de dólares.
El resultado primario corregido es misérrimo: 3.000 millones de pesos.
Los recursos han crecido al 32% y el gasto primario creció 33%.
El gasto de capital crece 14%. El gasto corriente crece 37%. Los subsidios crecen al 45 a 46%.

Los precios de las exportaciones crecieron 20% el año pasado. La economía creció al 7%.
Para alcanzar en 2012 tasas de crecimiento alto necesitaríamos otro salto en los precios de las exportaciones agrícolas, situación que según el FMI no se produciría.

Desde mediados de 2010 empieza a caer la calidad de las reservas. De un 15% promedio de reservas de libre disponibilidad, entramos luego en un tobogán: 6.800 millones de dólares. Cae el saldo de cuenta corriente, crecen los desequilibrios fiscales, hay mayor salida de capitales privados, hay una ausencia de moneda de reserva. Todo el superávit de la cuenta corriente podría “irse” por la cuenta capital.
Nos estamos quedando sin respaldo de reservas de libre disponibilidad.

GABRIEL VIDAL

Europa no es la que “peor está” sino la que está menos preparada para lidiar con un proceso de exceso de deuda.
Japón ha podido manejar su deuda. Europa tiene un deterioro muy explicado por las economías periféricas.
El deterioro en USA llega ya a niveles por encima del 60 al 70%.
Las familias americanas tenían un exceso de deuda que desde 2008 se está “limpiando”. Ésta no es una recesión típica sino por un ajuste patrimonial de las familias.

En Europa, se está llevando una reestructuración de deuda “amigable”: están tratando de armar un equivalente a “nuestro Plan Brady”. Se trata de una mega-reestructuración de la deuda griega muy, muy larga. Los griegos deberían tener un superávit primario del 2 % para poder zafar.
Portugal e Irlanda deberían seguir ese mismo camino.
La CE no está armada para poder atender a una situación extrema como la actual.
Los mercados de riesgo ya no responden a los avatares de Grecia, Portugal o Irlanda, sino a las tribulaciones de España y Francia que, por su tamaño, generan la mayor incertidumbre.
La deuda completa de Italia es 1.1 trillones de euros: es uno de los mercados de bonos más grandes de la comunidad. Si Italia comenzara a entrar en una “situación de desbarranque”, escucharíamos crujir a los propios cimientos de la Comunidad Europea.
Hay mucha gente del mercado financiero apostando a cuánto va a durar el euro

La deuda del mercado americano: el dólar sigue siendo la moneda de reserva y su mercado financiero sigue siendo el más dinámico y profundo. No estamos “ni cerca” de un estallido.
El “downgrade” de Standard & Poors es político.

Queda claro que hay un exceso de deuda global. No se logra que la demanda de crédito resurja. Lo que redunda en una tremenda expansión de oferta monetaria, pero no en la demanda de crédito.

El ciclo económico global se desacelera. Europa, con su “cruzada fiscal”, está yendo a más velocidad hacia una caída.
Estados Unidos y mercados emergentes, positivo.
La producción industrial en los países avanzados no logra remontar.
La dinámica del crecimiento está pasando por los mercados emergentes.

Sede Central:
Filial Córdoba:
Filial Rosario:
Filial Mendoza:
Filial Tucumán:

Fase Comunicacional