Desayuno de Socios

Jueves 26 de Julio | Buenos Aires | 2012

A cargo de: Rubén Vales y Alfredo Gutiérrez Girault

Pantallazo general del comercio exterior.
En los cuatro primeros meses, muy fuerte caída en importaciones. Y un salto, en mayo y junio: superamos los 6.000 millones de dólares mensuales.
Estamos superando todos los registros anteriores.
En primer semestre, exportaciones disminuyeron 1%. Tanto en productos primarios como MOA y MOI.
Importaciones superan ampliamente en mayo y junio a las de los primeros cuatro meses.
Saldo comercial: 1.500 millones de dólares arriba del primer semestre del año pasado.
21% cayeron las importaciones de bienes de capital.
Bienes intermedios –insumos- se mantiene en 29,7% del total.
Combustibles creció 16% ya participa en 15% del total.
Consumo cae 12%.
Hay restricciones y hay acompañamiento del menor nivel de actividad, lo que implica menores importaciones.

Hoy las importaciones están descendiendo. El segundo trimestre: fuerte caída en volúmenes, apenas compensado por leve mejora en precios.
Aún cuando continuara el descenso interanual en importaciones, sería de todos modos inferior al generado en su momento con la crisis financiera internacional.

El peso empieza a apreciarse contra el dólar y contra el real. Si antes había depreciación del real, ahora ambos se están apreciando.
¿Se acabó el proceso de apreciación?
La devaluación nominal, que venía al 0,5% mensual, hace dos meses que da 1,2% mensual.
El índice de precios (de San Luis) creció sólo 1,3% en junio.
Podemos suponer que la devaluación nominal seguirá moviéndose al 1,2% mensual, lo que daría 14% en el año.
Desde la salida de la crisis internacional, el real se fue apreciando contra el dólar, tendencia que se revierte a partir de abril de 2012.
Esto explica nuestros problemas de competitividad, frente a estas monedas (real y dólar).
El que exporta al área del real está mucho mejor que el que exporta al área euro. Y está mucho peor el que exporta al área del dólar.

El FMI actualizó hace diez días su panorama de la economía mundial.
Estados Unidos crece al 1,4%. Pero debería crecer al 2%.
Se desaceleraron China y Brasil. Lo de Brasil nos pega por varios lados.
Las economías emergentes están hoy peor que en 2008.
China corrigió su superávit de cuenta corriente: hoy es de 2% del PBI. Una situación que preocupa.

El FMI apuesta fuerte a que Brasil sale muy rápido, contrastando con la economía mundial. Pocos bancos centrales han aflojado la tasa de interés en la magnitud en que lo hizo Brasil.
Con China no hay tanto optimismo en el FMI como con Brasil.

Se ratifica la idea de que el comercio internacional crecerá 3,8% en 2012 y un 5% el año próximo.

En Argentina, freno en la industria y en otros sectores productores de bienes –construcción, agricultura.
Datos de FIEL no difieren demasiado de los del INDEC.
En el semestre, la industria cayó 0,5% -a FIEL le da cerca de 1%.
El ritmo de caída se acelera. Desde diciembre, un acumulado del 4%.
La industria automotriz golpeó fuerte en la caída. Aunque todavía los números están mejor que en 2008.
Esto se extiende a los sectores de servicios –comercio y transporte. Los últimos en ser afectados serán los servicios personales y los financieros.

Determinantes externos: freno en comercio mundial y en Brasil. Y hay además problemas de demanda doméstica y de oferta.
Problemas en producción por cuellos de botella –falta de insumos- y problemas de competitividad.
Debilitamiento selectivo de la demanda doméstica.
Recorte de horas extra, lo que afecta demanda. Y caída en confianza de consumidor.

Cabe esperar una fuerte caída en la confianza en el gobierno.

Leve desaceleración del gasto público nominal.

Una víctima del freno económico es el empleo. No tenemos aún cifras…
La percepción sobre el empleo se está deteriorando.
Los fiscos nacional y provincial son también víctimas del “frenazo”. Se derrumba literalmente el crecimiento de la recaudación: de 30% interanual a 22%.
Brecha muy pronunciada entre crecimiento de recaudación y el del gasto primario.

Otra víctima: la parte comercial, el derrumbe en importaciones de bienes de capital y frenazo en importaciones de consumo.
En segundo trimestre, cuenta corriente daría superávit de 2.800 millones, muy parecido al de 2011. Pero con un nivel de exportaciones menor.
Pese a todo, “numerito fuerte” en salida de capitales. Probablemente influido por caída de depósitos en dólares.

Tema provincias y tema velocidad de circulación del dinero: cruciales para la sustentabilidad política.
Sabemos lo vulnerables que son las provincias al ciclo. Comparación con el ciclo 1997/2001.
Desde 2006 al 2011 provincias pasan del equilibrio a un déficit de $ 13.400 millones. Cinco años es el tiempo de “putrefacción” de la situación en provincias.

Los ingresos sin transferencias de la nación les alcanzan a las provincias para financiar sólo el 82% del gasto.
Provincia de Buenos Aires: en los últimos cuatro años, pasó de un déficit de $ 2.500 millones a uno de $ 10.000 millones. Y sin transferencias pasaría de $ 6.000 millones a $ 20.000 millones.
Entre 2011 y 2008, el gasto creció 90% en las 23 jurisdicciones. En tanto, en provincia de Buenos Aires creció 112%. Algo de razón tiene el argumento de que provincia de Buenos Aires gastó más que el resto de las provincias.
Para 2012, las 24 jurisdicciones arrojarían un déficit de $ 30.000 millones.
En volumen, el déficit de provincia de Buenos Aires sigue siendo mayor.
Se reitera la experiencia de 2001.

Base monetaria. Va subiendo más o menos moderadamente hasta noviembre de 2011. Pega el salto estacional en diciembre.
En diciembre, empiezan compras fuertes del Banco Central.
En junio, nuevo salto en base monetaria.
Al no haber rol claro del sector externo, si la esterilización va a ser vía lebac y pases, necesitamos tasas de interés más altas. O se irá a precios.

Base monetaria creció 15%. Depósitos privados en pesos crecieron sólo 6%.
Crédito en ambas monedas está creciendo más que los depósitos: $ 14.000 millones contra $ 7.000 millones.
El sistema necesitaría tasas un poco más altas. Pero hay una presión política contra la lógica económica.

Sede Central:
Filial Córdoba:
Filial Rosario:
Filial Mendoza:
Filial Tucumán:

Fase Comunicacional