Almuerzo de Socios

Jueves 9 de Agosto - Rosa Negra | Buenos Aires | 2012

Expositores Patricia Bullrich y Federico Pinedo

PATRICIA BULLRICH

El tiempo político se ha comprimido muchísimo: se debate el 2015 cuando recién ha comenzado una gestión.
Esto sucede porque hay un poder gubernamental absolutamente centralizado en la presidenta. Al no haber reelección, movimientos internos, posibles “herederos”. Discusión compleja que aumenta incertidumbre.
¡Y faltan tres años y medio de gestión!
Existe un “conglomerado de gobierno”, cuyo voto estaba sustentado sobre la fragmentación opositora.
Con un solo actor en la cancha, el voto fuerte a la presidenta tiene “una cierta inflación”: mucha gente optó por la continuidad. Y eso se nota, inmediatamente después de la elección.
Hoy el gobierno está enredado en una serie de problemas.

Uno de esos problemas es el déficit. Que tiene que ver con una cantidad de decisiones, como por ejemplo el aumento de la cantidad de jubilados en Argentina.
Otro problema: la cantidad de planes sociales (asignaciones universales, planes paralelos…)
Un tercer problema: la cuestión energética. Pasamos de un superávit de 5 mil millones de dólares a 9 mil millones de déficit. Terminamos importando gas a un precio que triplica o cuadriplica el precio de producción local.
También, fuerte aumento de planteles en municipios y provincias.
Y subsidios, que suman entre $ 36.000 y $ 40.000 millones al año.
Nada redituó en mejores servicios.

Esto genera una crisis del modelo: todas las medidas que se plantean ahora son diferentes a lo que intentó ser la filosofía del gobierno, distribución, reparto o como se lo llame.
Baja progresiva de subsidios, recomposición de los precios de la energía, recomposición de términos de intercambio, pérdida de competitividad en ciertos productos agropecuarios…
Y una situación internacional complicada.

El gobierno ha planteado una estrategia de profundización del modelo. Pero hay un deshilachamiento de lo que llaman “el modelo”.
YPF no es una caja. ¡Galuccio ya quiere volverse a Londres!
Y la caja del Anses está empezando a generar problemas muy serios.
Cambiaron la carta orgánica del Banco Central
Y compran Ciccone porque ya no les alcanza con emitir desde la Casa de Moneda.
Hay emisión. Y esto es un problema.
Vamos a votar en contra de la expropiación de Ciccone. Se está encubriendo a Boudou. Y no sabemos quiénes son los accionistas de esa empresa.

El modelo se cierra.
Haber perdido a Moyano es una muestra clara. Ataque a Scioli y a todos los que están en contra: la ciudad de Buenos Aires está “bajo fuego”.
Hay una estrategia de confrontación permanente.
La inflación de este mes es 1,56%. Ya estamos superando el 24%.
La “respuesta” de la oposición, el año pasado, fue terrible: la fragmentación total, con ocho candidatos.
Ahora estamos tratando de desandar ese camino.
Buscamos un camino de encuentro, de diálogo.
El objetivo es plantearnos, hacia 2013, la recuperación del equilibrio parlamentario.

FEDERICO PINEDO

Los hospitales son ahora el nuevo foco de ataque. Como el sufrido por el hospital Santojani.
El gobierno sacó a la policía de los hospitales y de las escuelas.
En el tema subtes, el gobierno también ataca. Deposita el dinero que le debe a la empresa en una cuenta a la que Macri no tiene acceso.
Los metrodelegados son una mezcla de “cámporas” con trotskysmo. Puede ser que tengamos paro permanente. Y que quiebre la empresa…

Las agresiones del gobierno nacional a Macri son incontinentes. Hay un nivel de locura importante.
Lo mismo sucede contra Scioli.
La presidenta tiene un pequeñísimo grupo que la rodea: los ministros casi no se acercan a la presidenta, reciben órdenes.
Están dispuestos a atacar directamente a la gente, por inferirle un daño político al adversario.
En el caso del subte, si el ministerio de Trabajo no actúa, no hay solución.
En el caso del Banco Ciudad, el oficialismo no respetó las normas de la Cámara de Diputados sobre la falta de quórum.
La gente común nos dice: “Tienen que pararlos”. Pero nosotros actuamos conforme a la ley. Pese a que estamos muy abandonados por la Justicia. Hay una pasividad extraordinaria por parte de la justicia. Mucha cooptación de jueces.

El año próximo es clave. No creo que podamos recuperar la mayoría opositora en la Cámara, aunque ganemos la elección. Pero de todos modos es importante ganarla: el gran desafío de la oposición es generar una alternativa.
Muchos economistas nos dicen que el año próximo será bueno para el gobierno, por diversos factores.
Nuestro análisis no coincide: el principal riesgo de inversión es el gobierno. Y si no hay inversiones, no habrá trabajo.
Esta gente tiene el deporte de la no-confianza, de la arbitrariedad.
Vemos al año próximo complicado, con una inflación desbocada, un Banco Central a la deriva, compromisos muy duros en las provincias con dificultad para pagar salarios.
La inflación es el gran problema de la Argentina.
Y los últimos dos años del gobierno de Cristina son una incógnita absoluta.
La oposición debe tomar la iniciativa.

Sede Central:
Filial Córdoba:
Filial Rosario:
Filial Mendoza:
Filial Tucumán:

Fase Comunicacional