Desayuno de Socios

Jueves 26 de abril | Buenos Aires | 2012

Expositores: Alfredo Gutiérrez Girault y Rubén Vales
Expositor Invitado: Mariano Kruskevich, Profesor de Administración de Carteras de Inversión.
Coordinador: Diego Cazorla

Ya tenemos todos los datos de 2011.
Encontramos algunas variables que debíamos cambiar.
Si bien seguimos debajo de 2011, hubo algunas mejoras. Proyectamos un crecimiento en Estados Unios de 1,8%: se estaría consolidando una incipiente recuperación.
China se está desacelerando.
En el ámbito local hay un empeoramiento de las cuentas nacionales: del 3,8% proyectado en octubre, bajamos a 3% seis meses después.
La baja de crecimiento de 2012 ya se vino verificando en el último trimestre del año pasado.
Inversión bruta interna fija bajó del 4,8% al 2%.
Exportaciones subieron e importaciones bajaron. Saldo de la cuenta corriente del balance de pagos: -0.4%. Uno de los superávits gemelos está básicamente en cero.
Saldo de la cuenta capital: -2%.
Inflación (por IPC de San Luis): fue de 24% en 2011. Nuestra proyección es de 26% para 2012.
Salario registrado subiría 26%.
El otro superávit gemelo daría -3%.
Base monetaria crecería 23%.
Reservas pasarían del 46,4% al 44%. Base monetaria superaría en dólares a las reservas.

Cada vez que hay restricciones fiscales, cambiarias o financieras, el gobierno va por un stock: caso YPF. Como antes fue por las AFJP o el Banco Central.
Si esto es “sintonía fina”, ¿qué será la sintonía gruesa…?
La oposición ni siquiera tuvo la inteligencia de hacer una “palanca de yudo” sobre la medida del gobierno y duplicar la apuesta: que las utilidades de YPF en los próximos diez años se apliquen a pagar la deuda con los jubilados. Un ejemplo, entre tantos, que obligaría al gobierno a dar una explicación.
Estamos enfrentando las consecuencias del aislamiento argentino. Algo histórico en el peronismo.
El peronismo ha tenido una tendencia a tercerizar el manejo de la política económica. No lo hizo Kirchner porque él encarnaba esa política. Cuando uno terceriza tiende a comprar el programa: le pasó a Menem con Cavallo. Si hoy se ha producido una tercerización, a lo mejor la presidenta compra el programa de La Cámpora. Y esto sí puede ser un corte en la situación previa.

Hoy YPF representa el 3,5% del PBI.
A mediados de los ´80 representaba alrededor del 7% del PBI.
Las inversiones de YPF en 2011 representan 3% de la inversión bruta interna total. Y el 4,2% de la inversión privada.
Reservas: 5 años y medio en petróleo, 6 años de producción en gas. Vaca muerta: 543 millones de toneladas de petróleo, 1.118 de gas. A nivel agregado, Vaca Muerta requiere 44.000 millones de dólares en 8 años.
¿Qué impacto tendría Vaca Muerta para la economía argentina? Si se concretara, implicaría cambios muy, muy significativos para la economía. La primera, el tipo de cambio real de equilibrio.
La prima de riesgo pegó un “lindo salto”. Y una brecha entre cambio oficial y “blue”… que no es un tema menor.
Riesgos: retracción en el financiamiento comercial, mayor salida de capitales, reducción de la inversión extranjera fresca.
Más riesgos: acciones judiciales internacionales.
Si YPF fuera totalmente estatal, los outholders se estarían frotando las manos…
Otro riesgo importante es que YPF se transforme en un botín político.
50% de utilidades de YPF son 700 millones de dólares: no mueve el amperímetro del déficit fiscal. Ahorro de divisas: a mediano plazo. No hay mucho justificativo económico.
En diciembre de 1992, las privatizaciones tuvieron 60% de acuerdo. Hubo amplia mayoría en casi todos los rubros… menos en petróleo. También se impugnó la forma en que se privatizó. Pero había una demanda social de privatización.
También entonces, el 60% estaba de acuerdo en acercarse a Estados Unidos y Europa, y sólo el 20% a América latina. 85% de la gente estaba de acuerdo en reducir el gasto público y 82% en aumentar la apertura de la economía.
Hoy las tendencias se han invertido.
Sin embargo, hay cierto escepticismo sobre los resultados…
La situación monetaria: sobran pesos y faltan dólares para el sector privado. Potenciado por la apreciación del tipo de cambio real. En marzo, el gasto público creció 39%. Y el déficit fue de $ 2.000 millones más que en el mismo mes del año pasado.
El sector externo “inyecta pesos”: hay que preguntarse sobre la posibilidad de absorción de esos pesos, cuánto puede crecer la demanda monetaria sin subir el piso de inflación.
El stock de circulante en poder del público hoy es de $ 145.000 millones.
A una tasa de inflación del 22/23%, da $ 58.000 millones.
Entre 10 y 20 mil millones de pesos podrían no ser absorbidos por el crecimiento de la base monetaria. Sobran pesos en la expansión.
El riesgo es que la velocidad de circulación se dispare. Que podría duplicar a la de la década del ´70.
La economía se está deslizando hacia un crecimiento del 4%. Los precios estarían más cerca del 30% que del 23%...

Mariano Kruskevich

La expansión de los bancos centrales es clave en el mundo: asegura contra shocks financieros.
La expansión monetaria ha sido dramática.
Las tasas de interés de referencia están prácticamente por el suelo…
La macro está más protegida de los shocks financieros. El fundamento del crecimiento económico tiene mayor sustento.
A pesar de estas buenas noticias, hoy hay dudas sobre la evolución de la economía global.
El empleo en los Estados Unidos mostró una expansión de 120.000 nuevos empleados contra 205 mil que se esperaban en marzo.
La expansión industrial en EE.UU. fue cero por ciento.
Europa se contrae, tanto en manufacturas como en servicios.
España es uno de los países de la periferia con mayores desafíos.
La contracción debería ser temporaria. No estamos hablando de una “doble ve”, como solíamos hacerlo dos años atrás. Por suerte.
En Estados Unidos se volvería a un crecimiento moderado y estable, en la segunda mitad del año.
China crecería 8,4% este año contra 9,2% el año anterior.
Hoy el crecimiento mundial está más balanceado entre economías desarrolladas y emergentes.
El sector servicios empieza a traccionar la economía. En Estados Unidos, en los últimos meses supera al sector manufacturero.
El FMI estima que el PBI mundial crecería 3,5%.
Todos los indicadores son levemente positivos.
Se mantienen proyecciones de crecimiento para China y Brasil. Bajó levemente en India y aumentó en Rusia.
El PBI de Grecia representa el 2,24% del PBI europeo, en tanto España representa más del 11,50%. Por eso el interés en España. Italia, 16,7% de la Eurozona. En tanto Portugal e Irlanda, 1,6 y 1,7% respectivamente.

En Estados Unidos esperamos un primer trimestre “decente”, moderando luego y recuperándose en la segunda mitad del año. Los empresarios están bajando su nivel de ahorro, lo que impulsaría más empleos e ingresos. El mercado inmobiliario ha encontrado una estabilidad en su caída.
El desempleo sigue alto (8,2% en 2012) y la austeridad fiscal ha quedado relegada por la proximidad de las elecciones (en noviembre).
Ante riesgos europeos, política monetaria norteamericana seguirá por los canales actuales.

En Europa, recesión leve (entre 0,3 y 0,5%). Recuperándose hacia fines de 2012.
Reino Unido ya está en recesión técnica. Pese a ello, algunos indicadores podrían dar buenas noticias en la segunda parte de 2012.
Tasa de interés está hoy en 1%, aunque podría haber novedades.

 

Sede Central:
Filial Córdoba:
Filial Rosario:
Filial Mendoza:
Filial Tucumán:

Fase Comunicacional