Desayuno de Socios

Jueves 31 de mayo | Buenos Aires | 2012

Expositores: Alfredo Gutiérrez Girault y Rubén Vales
Expositor Invitado: Osvaldo Cortesi, Economista, Consultor independiente.
Coordinador: Ernesto Rey

A partir de octubre de 2007 empieza un período de descenso del nivel de actividad. Antes de la crisis con el campo.
El índice de confianza del consumidor cayó fuertemente.
Cayó la producción de cemento en abril.
Hubo una pequeña alza en mayo, aunque difícilmente se mantenga.
Se profundizaría la desaceleración de la actividad económica en los próximos meses.
El índice de FIEL hace un pico en septiembre de 2011, a partir del cual empezó a caer.
Soja, maíz y trigo, según el Ministerio de Economía: campaña actual de soja, 15% menos de toneladas. En maíz y trigo, disminución de 2,8% en valores absolutos. En total, 13 millones de toneladas menos.
Cebada cervecera está reemplazando al trigo. Porque tiene un precio parecido, una retención algo más baja y no hay problemas para exportarla –principalmente a Brasil. Se está proyectando una maltería en Necochea.
Construcción: desde el cuarto trimestre de 2010 viene decayendo: 3,5% de crecimiento interanual en el último trimestre.
Producción industrial: según EMI, que es levemente superior al de FIEL, también revela desaceleración.

Turbulencias cambiarias. Primera explicación: el desbalance energético, que alcanza a 1% del PBI.
Atraso cambiario: 72% se ha revaluado en los últimos cinco años. En 2006 tuvimos un superávit de cuenta corriente de 7,5%; hoy es cero. Hoy tenemos 54.000 millones de pesos de déficit. Acumulación de desequilibrios.
Frente al real: nunca estuvo el peso tan revaluado desde la convertibilidad. En los últimos doce meses, se apreció 24%. No es un número menor.
Cosecha: 8 mil millones de dólares menos… lo que ayuda a entender restricciones a importaciones.
Evaporación del superávit de cuenta corriente.
Deterioro fiscal: la política monetaria pasa a ser esclava de la política fiscal.
En el primer cuatrimestre el gasto primario creció 33%. Y los ingresos, sólo 28%. Pasamos a un déficit en los cuatro primeros meses de casi 12.000 millones de pesos. Deterioro de siete mil millones de pesos en cuatro meses.
Subsidios crecieron 17% para el cuatrimestre, en términos interanuales.
Gasto crece al 32% en una economía que se frena, con una inflación de 22 a 23% anual.
Crece fuertemente la deuda flotante del sector público (30.000 millones de pesos), lo que genera problemas en la cadena de pagos.
Desde 2001, el PBI creció 584%. La recaudación del impuesto inmobiliario en provincia de Buenos Aires creció 300%. CABA y Córdoba, últimos en la lista. No acompañaron al crecimiento del Producto.
Sin embargo hubo una especie de redistribución en la política impositiva, contra el campo y a favor de los otros sectores.
Provincia de Buenos Aires tiene un agujero fiscal espectacular. Si el campo patalea en provincia de Buenos Aires, diría que los números reales le dan cierta razonabilidad al pataleo.
La relación pasivo/reservas se sigue deteriorando.
Si la base monetaria se escapa para arriba, crecerían las presiones inflacionarias.
Confianza del consumidor: nivel similar al de junio de 2010.
Actual situación: casi tan complicada como la de diciembre de 2008.
La diferencia con crisis anteriores es que hoy hay poder político. Inflación alta, pero no es la de 1989 ni la de 1975.

Grecia: aunque le condonen la deuda debería ajustar su gasto en 2,5% del PBI. Ninguna solución de la deuda le impedirá cumplir con fuertes deberes internos.

OSVALDO CORTESI

Siempre le di mucho valor a la historia y a la trayectoria de las economías del mundo. Hoy vivimos una crisis muy profunda, estructural.
En 1930, Estados Unidos casi no tenía deuda pública. ¿Qué plantearía hoy Keynes, con países de altísimo gasto público y alto endeudamiento?
Hay que salir de la coyuntura.
La destrucción creativa de Schumpeter se está dando hoy a altísima velocidad, dada la revolución tecnológica.
Crecimiento fenomenal de la competencia entre países, que se expresa con la guerra entre monedas.
Hoy tenemos la aparición de un actor fenomenal: China.
La situación actual es de una gran reestructuración a nivel mundial. Y va a afectar a todos los países.
Hoy los políticos no pueden tomar las medidas que deberían tomar: son muy duras.
Hay sobreendeudamiento, hay dificultades para mantener el nivel de actividad.
Entre 2007 y 2008 los bancos centrales triplicaron sus balances en términos de expansión monetaria.
Las tasas de interés están prácticamente en cero.
Esto no dio ningún resultado en términos internacionales.
Varios libros se publicaron en los ´70, tratando de explicar por qué se produjo la Gran Depresión de la década del ´30.
Por entonces el desarrollo financiero no era tan sofisticado y veloz como hoy.
La relación deuda/producto pega el salto desde 2007 en adelante… y hoy estamos como estamos. Keynes se preguntaría qué pasa.

China es hoy un gran actor que no estaba en la década del ´30.
Tiene una oferta de mano de obra crecientemente sofisticada: necesita importaciones crecientes de commodities pero para pagarlas tiene que producir manufacturas.
La reciente crisis política en China impuso un modelo que trata de ir a discutir la redistribución del ingreso. Tiene una creciente participación de la inversión y un consumo cada vez más bajo.
Las tasas de interés están al 2% y la inflación al 4%.
Para aumentar el consumo, China debería tener un sistema bancario más occidental, lo que contradice el manejo político del PC Chino.
China tiene un PBI de 6 a 7.000 dólares per cápita.
El consumo energético está creciendo.

Cuando China tiene un balance comercial crecientemente positivo, empieza a comprar euros. Es el gran demandante de euros para sus reservas internacionales. Hoy el 20% de las exportaciones chinas van a Europa, el 18% a Estados Unidos y el resto a otros países.
La compra de euros por parte de China es lo que sostiene a esa moneda. ¿Y qué hace con los euros? Compra bonos alemanes.

   

Sede Central:
Filial Córdoba:
Filial Rosario:
Filial Mendoza:
Filial Tucumán:

Fase Comunicacional