Economía y Finanzas de la Mano de los Expertos

3 de Septiembre de 2013 \ Mendoza

Expositores: Miguel Kiguel (Director Ejecutivo de EconViews) y José Luis Espert (Presidente del Estudio Espert y Asociados)

Existe el riesgo de que estemos ante un nuevo default técnico en la Argentina.
En lo internacional, punto de inflexión.
La tasa a diez anos estaba a 1,55% hasta hace seis meses. Hoy está a 2,85% anual –que sigue siendo extremadamente baja, pero es el primer punto de inflexión importante. Atane a los flujos de capitales, al dólar, al precio de las commodities.
Cuando economía norteamericana vuelva a la normalidad, su inflación será del 2,5 al 3% anual, con bonos cuyas tasas rondarán el 5%. No esperamos un ciclo de tasas espectacularmente altas. Pero se fortalecerá el dólar. Ya está sucediendo.
La depreciación en los países emergentes está complicando a la Argentina. La presión sobre el peso viene en parte de la suba de tasas de interés en Estados Unidos.
Estamos entrando en un mundo donde el capital es más escaso y caro para los países emergentes.
Hay una caída en los precios de las commodities. En lo que va del ano ha caído el precio del oro: no hay temor a una inflación alta en Estados Unidos.
Los países emergentes crecen menos que en la “época de oro”. El problema está en Europa: pasa momentos muy críticos. Tampoco China crece ya a “tasas chinas”: hoy crece entre 6 y 8%.
América latina está creciendo en un 2,4% promedio.
Para Argentina se acabó el viento de cola. Aunque tampoco hay viento de frente. Son condiciones levemente negativas.
Economía norteamericana creció sobre la base de la expansión monetaria y fiscal. La cantidad de dinero se multiplicó por cuatro. Si esto sucediera en Argentina habría hiperinflación. Pero en Estados Unidos esa expansión no llegó a la gente. Entró en la economía a través de los bancos. Pero no la prestaron.
Europa no ha salido de la recesión. El último trimestre muestra una recuperación desigual y poco sostenida. Europa está ante una década perdida.
El desempleo en Europa sigue subiendo: 12% promedio. Aunque muy alto en algunos lados y muy bajo en otros. Espana y Grecia, tasas de desempleo del 27%. Y más del 50% entre los jóvenes.
En Alemania, desempleo del 5,4%. El banco central europeo enfrenta un dilema: contraer en la Europa del norte y expandir en el sur. Tarea imposible.
Deberá emitir muchos euros.
Brasil está creciendo poco: 2% promedio. Mala noticia para Argentina, sobre todo para sector automotriz. Y real se deprecia. Nos pone mucha presión: menor crecimiento y real mucho más débil, lo que hará mucho más complejo exportar.
En Argentina estamos ante un final de ciclo.
2011 es el punto de inflexión. Ya la economía no genera empleo. Desaparecen los superávits gemelos. Faltan dólares, el gobierno no puede desendeudarse.
El tipo de cambio argentino ya no es competitivo. Si alguna vez hubo un “modelo”, ese modelo no está más.
El nudo del problema argentino es el problema cambiario.
Los precios de los productos que Argentina exporta al mundo alcanzan hoy un récord histórico. Comparado con los precios de productos que compramos al mundo.
Si hay “brisa de frente”, nos tomará muy bien parados.
Cristina Fernández ha tenido más suerte que Néstor Kirchner. Los términos de intercambio han sido 22% superiores a los de Néstor. Y los de Néstor fueron 16% superiores a los que tuvo De la Rúa.
La deuda pública está en 209.000 millones de dólares. Son 38 puntos del Producto. La deuda del Tesoro nacional con otros organismos es muy grande: 75.000 millones de dólares. Y 25.000 millones con organismos internacionales.
El principal problema argentino no es cambiario: es fiscal. Deberíamos preguntarnos por qué en los últimos 40 anos no hubo un solo programa económico que no haya caído por el problema fiscal.
La fuga de capitales terminó comiéndose los mejores anos del efecto expansivo que el precio de la soja sobre la economía.
Durante el gobierno de Cristina Fernández, la fuga de capitales ha sumado cien mil millones de dólares. Casi 5 puntos del PBI contra 1,8 durante el gobierno de Néstor Kirchner.

 

Sede Central:
Filial Córdoba:
Filial Rosario:
Filial Mendoza:
Filial Tucumán:

Fase Comunicacional