Economía, Política y Finanzas de mano de los Expertos

Miércoles 10 de Abril 8.45 a 11 hs Rosa Negra, Diego Carmán 222 - San Isidro

Expositores: Julio Bárbaro y Carlos Melconián

JULIO BÁRBARO

Vivimos en una sociedad en la que nos enamoró mucho más la viveza que la inteligencia.
No tenemos clase dirigente porque no tenemos pasión por la política.
Estamos viviendo una toma de conciencia. La política es una conciencia más densa.
No hay empresarios en Argentina, hay ganapanes. La burguesía paulista, por ejemplo, que descubre a Lula. Y con Lula entran en el mundo.
Nos asombra cuántos en Argentina son comprables por plata: empresarios, periodistas, políticos…
Soy optimista porque creo que el ciclo del kirchnerismo está agotado. Pero como no tenemos partidos alternativos, se tiene que caer el que está para que venga el que sigue.
Me peleé con Néstor Kirchner a los tres meses de estar en el gobierno. Le pedía que la reelección en cualquier cargo tuviera un límite. Pero me dijo De Vido: “No se lo digas porque lo que suena Kirchner es con la eternidad”.
Creo que el poder es una conciencia: la capacidad de contener a la voluntad de los demás. Lo que hoy tenemos no es peronismo, es estalinismo.
Además, el peronismo ya fue. Tenemos que ser post peronistas.
A mis 71 anos hablo con Macri, con Scioli, con Moyano, con De la Sota y a veces con Binner. !Y no deprimo!
El ciclo kirchnerista se agotó en lo económico y en su capacidad de imponer.
Néstor era un constructor… con mil defectos, pero tenía una idea del poder. !Se murió el que construía! Y Cristina actúa como heredera.
Cristina pierde Córdoba, Mendoza, Santa Fe… y va a perder provincia de Buenos Aires. La sociedad va a votar al que le pueda ganar a Cristina.
El kirchnerismo ha sido siempre una estructura de centro-derecha. Cuando llega al poder compra los restos de lo más barato que tiene esta sociedad: los restos de la izquierda.
Los de la izquierda –los de Carta Abierta, por ejemplo- se montaron en una historia ajena, la de los perseguidos.
Tenemos que sacarnos de encima esa historia absurda.
Entre los tragamonedas y la soja, yo elegí a la soja.
Lo importante es que sepamos construir una democracia en serio. Por eso nos pusimos todos a tomar conciencia de que la salida es la política. Y que hay que tomarla en serio.
Lo que se está desarrollando en nuestra sociedad es miedo: a que el gobierno sea eterno, por un lado, y a que esto se les termine, por el otro.
En las elecciones que vienen, el gobierno va a tener bastante menos que el 40%.
La oposición siempre estuvo dispersa. Pero más del 60% está en contra del gobierno.
Si  nos enamoramos de la política, si salimos del miedo, vamos a construir una sociedad madura, superadora.
Scioli, De la Sota, Binner y Macri… cualquiera de los cuatro es un camino válido a la democratización.
Estamos en un momento de crisis pero con todas las posibilidades de salir. No nos quejemos, participemos, tomemos a la política en serio.

CARLOS MELCONIÁN

La economía lleva siete trimestres de estancamiento.
No hay derrumbe de consumo: hay una corrida contra la inversión.
Se nota menos que las corridas tradicionales, como la bancaria y el cambiario.
El mercado laboral está estancado.
La inflación está en 25% y subiendo.
Cuando el gobierno tomó la medida de control de cambios no tenía ni idea de en lo que se estaba metiendo.
O el Banco Central en los próximos cinco meses compra dólares… o se pesifican decisiones cambiarias.
Los controles de cambio cortan el ingreso de capitales.
El escenario no es sostenible a futuro.
El atraso cambiario es del 40 al 50%.
Deterioro creciente en déficit fiscal.
Los gobernadores se han retirado de cualquier proceso de inversión: se han transformado en pagadores de sueldos.
La emisión monetaria es del 40%.
El comercio exterior creció de 10 a 12 mil millones de dólares pero debido a la reducción de importaciones.
En el mercado cambiario argentino entraban 26 mil millones de dólares al ano y hoy entran 13 mil millones.
El empresariado argentino no puede funcionar sobre la base de “aprietes”. Yo creo en la competencia.
El gobierno cree estar ante un conjunto de medidas “épicas”.
Escenarios de bajo crecimiento hacen más notorios los desbalances.
Consumo más inversión, puede haber. Pero no inversión.
En 2012 el Banco Centra volvió a comprar 12 mil millones de dólares. Todavía había algún ingreso de capitales que compensaba el atesoramiento.
Pero a medida que se consolidaron los controles de cambios, en el segundo semestre el Banco Central no compra. Y con ello se perdió el atesoramiento y se perdió el ingreso de capitales: están matando a la economía.
Si en los próximos tres meses el Banco Central no compra dólares… se precipitan decisiones cambiarias.
El dólar paralelo es una caja de resonancia. El mercado canalizador de ahorros en la Argentina es inflación o brecha cambiaria.
La brecha cambiaria se fue de 20 a 50%. Habrá que estar atento por su efecto en inflación e inversión.
Una prueba: !Paraguay está exportando más soja de la que siembra!
?Qué nutre al paralelo? La emisión monetaria.
Inflación: de 25% que podría llegar a 30%, la van a llevar a 22% y querrían llevarla a 20%, con el “semi congelamiento” actual –que implica faltantes de productos, deterioro de la calidad.
Inflación nominal de los salarios sindicalizados en los últimos cinco anos, 198%. Inflación anual, 174%. Devaluación nominal, 55%.
Los desbalances macro acumulados son muy difíciles de remontar.
Los números no cierran.

 

Sede Central:
Filial Córdoba:
Filial Rosario:
Filial Mendoza:
Filial Tucumán:

Fase Comunicacional