Desayuno de Socios

Jueves 30 de Mayo de 2013

Expositores: Rubén Vales y Alfredo Gutiérrez Girault

Orador invitado
RICARDO LÓPEZ MURPHY

Coordinador: Ernesto Rey

La economía argentina está entrando en un escenario de restricciones cada vez más severas. Muestran la maduración de un programa lleno de inconsistencias.
El área más critica es la cuenta externa. A la brecha cambiara –muy significativa- se le agrega una dramática caída de reservas. Y esto está sucediendo en los meses más favorables para el control de cambios.
A esto hay que agregar la prohibición de remitir utilidades y royalties. Esa prohibición permite presentar como inversión voluntaria lo que no se puede remitir a las casas matrices. El menaje es “usted invierte en la Argentina, usted perdió la empresa”. La capacidad de competir de la economía argentina ha sido mellada sustancialmente.
La exportación industrial y el turismo receptivo están sufriendo muy duramente la revaluación cambiaria. Y las economías extrapampeanas están bajo una presión extraordinaria. Y otro sector muy afectado es la construcción y venta de propiedades. Se ha derrumbado la inversión y tenemos un problema de empleo fenomenal. No crecemos desde hace dos anos: el único que contrata personal es el sector público.
Se ha creado un clima muy pesimista sobre el horizonte futuro. En provincias del interior se percibe muy claramente la desaparición del sector empresarial…
La pérdida de reservas nos expone a una situación de gran vulnerabilidad.
A este tipo de cambio las cuentas argentinas no cierran más.

Hay un condicionante estructural de las cuentas externas argentinas y el problema energético. La magnitud de la inversión requerida para el problema energético es descomunal. Unos 25 mil millones de dólares anuales, cifra absolutamente fuera de las posibilidades.
Hemos violado groseramente las reglas de juego.

Otra cuenta, la turística, es hoy absolutamente negativa.
Otro problema, la fenomenal deuda acumulada con los jubilados. Habrá que consolidarla.
Y todos los que han contribuido voluntariamente con el régimen de AFJP han sido estafados. Resolver ese tema anade una complejidad más.
Y todos los reclamos, confiscaciones, violaciones de las normas que se han venido sumando a lo largo de estos anos.

Ya no alcanza ni con los buenos precios de los cereales.
Otro problema, los contenciosos, que un nuevo gobierno deberá enfrentar con realismo.

Después de la experiencia de los ´90 –cuando se hizo todo para transformar al país en receptor de inversiones, incluido el anclaje de nuestra moneda al dólar- quedó demostrado a la salida del régimen de convertibilidad que en Argentina no hay límite jurídico que no podamos romper.

La circunstancia externa para la región sigue siendo fantástica. Pero Argentina parece estar al margen de la circunstancia.

La destrucción de toda la estructura legal y contractual del país alcanzó una magnitud nunca antes conocida.
Un tema ausente de los debates políticos.
Porque, en Argentina, el que dice la verdad pierde.

Creo que vamos a una brecha de alrededor del 100% en octubre. Y aún mayor a fin de ano.
Hago este cálculo pensando que la expansión monetaria será este ano la misma que el ano pasado: 40%.
Y que el desequilibrio fiscal será también el mismo, porque es un ano electoral.
La expansión monetaria tiene que ver con la pérdida de reservas.
Al ritmo al que vamos, estamos perdiendo este ano 5 mil millones de dólares de reservas.
El problema monetario y fiscal va a dominar nuestra agenda de corto plazo.

 

 

 

Sede Central:
Filial Córdoba:
Filial Rosario:
Filial Mendoza:
Filial Tucumán:

Fase Comunicacional