Buenos Aires - Desayuno de Socios (Bs. As.)

Martes 15 de Septiembre de 2015

Expositores: Alfredo Gutiérrez Girault, Ricardo López Murphy y Rubén Vales

El índice de los precios de intercambio viene cayendo sistemáticamente desde 2013. En importaciones, en algunos meses estamos tocando el nivel cero. Lo que afecta al saldo de la balanza comercial. El aumento en cantidades de exportaciones no alcanza a compensar la caída en los precios. Y no podemos esperar un cambio sustancial en esta tendencia.

La caída de producción industrial pareciera estar morigerándose en 2015. En agosto, la mejora interanual fue de 0,6% para el índice de FIEL. Sin embargo son más los sectores en rojo. Automotores está hoy 12% abajo, aunque mucho “mejor” que unos meses antes. Son varios los sectores en la “brecha negativa”.

Hacia el futuro, si se despejan los factores que hoy los frenan, esos sectores son los que están en mejores condiciones para recuperarse, en la medida en que se despejen los frenos actuales al sector industrial.

El mundo crece al 3,3%, con una aceleración moderada en EEUU, una recuperación en la zona euro y un planchazo en economías emergentes. China es una caja de Pandora. 2015 es para las economías emergentes el peor de los últimos cinco años. Espectacular salida de capitales. Los precios de materias primas por debajo de los de 2009/2010. Varios bancos de inversión hablan de una suba de la tasa de interés hacia diciembre de 0,75%. Devaluaciones en países emergentes, aunque con un pass through relativamente bajo, lo que nos pone en problemas. JP Morgan valúa en 4,15 el real en diciembre. Solamente más apreciado, en términos reales, que el de diciembre de 1998.

En Argentina, la “herencia fiscal” es de 8%. Y otros 100 mil millones de pesos de cuasi fiscal. En 2016 tendríamos un déficit de 6% del PBI. Los pasivos sobre reservas se han multiplicado por nueve. Gasto público en 50% del PBI. Récord de pesos en el sistema. Oferta energética colapsada. Pobreza en 27%, según UCA. Reservas, entre 18… o 10 mil millones de dólares. Y va para abajo.

“Un poquito de déficit” el mundo puede financiarlo, se dice. Pero un poquito. No 25 puntos del Producto a lo largo de cuatro años… Gasto público es hoy el triple que en 2007. Y el salario se multiplicó por 14, frente a un tipo de cambio nominal que se multiplicó por 10. Hay una fuerte “hinchazón en pesos”. Y otras, muchas, demasiadas anomalías.

No tengo una respuesta para el pass through. Pero no creo en la “visión rosada” que tienen hoy los candidatos a la presidencia.
Necesitamos una corrección del tipo de cambio importante. Pero no por eso van a aparecer 20 mil millones de dólares el primer día de enero. Cualquier escenario choca con el actual escenario de pobreza.

Todo el mundo está alarmado por Brasil, que tiene 0,7% de déficit primario y 375 mil millones de dólares de reservas. Argentina tiene 7% de déficit primario y ausencia de reservas… pero nadie dice que nosotros tengamos un problema. Causa profunda perplejidad.

Tres alternativas en diciembre: shock, gradualismo o continuidad. No es una cuestión “de moralidad”, como dicen algunos. Es un problema técnico.  El gradualismo se aconseja cuando producir un shock tiene más costos que beneficios. Y la alternativa última es no hacer nada, que es la que prefieren los políticos.

El shock debe tener el poder político apropiado. El gobierno debe estar dispuesto a usar todo el poder del estado. Lo peor que existe es un shock fracasado. El gradualismo debe tener acceso a un volumen de financiamiento, que necesita tiempo. A veces, los shocks se producen por falta de financamiento. Y la continuidad requiere reservas. Sin reservas, el riesgo es el de un overshooting brutal, cuando el estado se queda sin reservas.

Precios relativos distorsionados: energéticos y transporte. Lo más dramático es la cuestión energética. En todo el mundo se apunta a bajar consumo de combustibles fósiles. En transporte, mantener tarifas en Buenos Aires es insostenible.

En estos años se pasó de dos millones de empleados públicos a cuatro millones. Reducirlos lleva 25 años. Y lo mismo en el tema jubilados, que implican hoy un costo fiscal extraordinario. Lo mismo con los planes sociales. El problema es que, según encuesta publicada en La Nación, 75%  de la opinión pública cree que no hay que hacer nada.

La gran discusión sobre cuánto hay que corregir está en el déficit de la cuenta corriente. El verdadero ajuste sobreviene cuando el resto del mundo no está dispuesto a financiarlo.

Sede Central: Tucumán 612, 4 Piso, C1049AAN, CABA, Buenos Aires, Tel: (011) 4322-6222 Fax: (011) 4322-4710 webmaster@iaef.org.ar
Filial Córdoba: Av. Maipú 51, 5 Piso - Oficina 7, X5000IBA, Córdoba, Tel.Fax: (0351) 5684100/01 iaefcordoba@iaef.org.ar
Filial Rosario: Córdoba 1868, 1 Piso, Oficina 106, S2000AXD, Rosario, Tel: (0341) 527-1017/18 iaefrosario@iaef.org.ar
Filial Mendoza: Paso de Los Andes 1147, M5502BJW, Ciudad, Mendoza, Tel./Fax: (0261) 4203733 | 4203912 iaefmendoza@iaef.org.ar
Filial Tucumán: iaeftucuman@iaef.org.ar

Fase Comunicacional